Insólito: por cuestiones burocráticas, escasean las pelotas de tenis en Argentina

Deportes 22 de septiembre de 2021
pelotas

El tenis argentino afronta una situación un tanto particular, dado que por cuestiones burocráticas no consiguen pelotas, como consecuencia de la falta de importación y fabricación nacional.

Tan complicada es la situación que debido a la ausencia del elemento principal para desarrollar los partidos se suspendieron torneos y se complica el trabajo de profesores, profesionales y aficionados.

Los problemas para poder conseguir pelotas son varias, desde cuestiones impositivas, bloqueos a la importación, falta de inversión y el tipo de cambio, entre otras, atentan contra la posibilidad de cubrir el consumo local.

En el país hay dos empresas nacionales que se especializan en la fabricación de este elemento, como lo son Mafer, que produce unas 5 mil unidades diarias, y Penn, que podría llegar a un producido de unas 26 mil por jornada, pero en la actualidad está a la mitad de sus posibilidades.

Una de las cuestiones que se reclama desde el sector es la inversión para poder producir más, pero la falta de componentes también hace que sea complejo.

Sin embargo, los jugadores profesionales o los juveniles que compiten de manera internacional, necesitan pelotas que tengan otra calidad -en general importadas- para poder prepararse para los torneos y tampoco pueden tenerlas.

Esta es una de las razones por la que varios torneos de menores y juveniles dentro del calendario de la Asociación Argentina de Tenis no se han podido llevar a cabo, como el que se iba a disputar en Corrientes.

Las empresas que tienen la representación de firmas extranjeras en el país, como Babolat, Wilson, Dunlop y Head no están realizando promociones de sus productos, porque no pueden mantener una regularidad en el ingreso de mercadería.

Toda cuestión relacionada con la comprar de productos en el exterior, tiene el problema del giro de dinero en dólares, y además cuestiones regulatorias.

El mercado del tenis argentino precisa aproximadamente entre 700 mil y un millón de pelotas mensuales, pero en la actualidad no llega a cubrir esa necesidad de manera continua.

En una comparativa de precios, respecto al costo al público en Argentina y en el exterior, tres pelotas sueltas (de granel) se venden de 900 a 1.100 pesos (unos USD 9 o 10, tipo de cambio oficial), mientras que el costo de un tubo de tres pelotas (presurizadas), dependiendo la calidad y marca, va de 1.250 a 1.950 pesos (USD 12,50 y USD 19,50, respectivamente).

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar