Se viene la fiesta de Sumalao, ¿cuál es la historia del cuadro y la devoción de sus fieles?

Sociedad 10 de junio de 2022 Por InformateSalta
sumalao

La comunidad creyente salteña se prepara con mucho entusiasmo para volver a vivir las festividades en honor al Señor de Sumalao, las cuales comenzarán este domingo con la “fiesta chica”, como previa a la fiesta grande del 12 de junio cuando se concrete la procesión con el mítico y antiguo cuadro.

Mientras los salteños se alistan para volver a palpitar la devoción al "Cristo del Vilque", como también se lo conoce, desde InformateSalta agarramos los libros para repasar su historia y cómo es que nace esta fiesta centenaria que ha trascendido por generaciones.

El cuadro y el burro

La historia del Cristo ha sido conocida y difundida de boca en boca, es decir, que el origen de su devoción surgió por la tradición oral. Los relatos identificaron como a Gabriel de Torres y Gaete como el responsable de mandar a pintar en Perú, a principios del siglo XVIII, un cuadro al óleo de un Cristo que era venerado en Vilque.

Esta imagen era llamada como el “Señor de la Salud” o “Señor de Vilque”, y el cuadro tenía como destino su finca. Sin embargo al momento de trasladarlo, este fue transportado por una mula que, en base a los relatos, al día siguiente de hacer un descanso en Sumalao y proseguir con el viaje, se toparon con que el animal no estaba.


El cuadro tenía como destino final San Juan, se identificó a Felipe de Rivera como su autor, posee un tamaño de 1,8 mts de altura por 1 metro de ancho.


Cuando fueron a buscarlo lo encontraron nuevamente en Sumalao, reposando debajo de un algarrobo. Si bien intentaron proseguir con el recorrido, el regreso de la mula hasta este sitio se produjo varias veces, hasta tres aparentemente.

Recién cuando el cuadro dejó de ser una carga para el animal, éste recién decidió levantarse y caminar. Quienes eran parte de este viaje interpretaron esta situación como un signo de la Voluntad Divina, pidiendo a los lugareños que cuidaran el cuadro mientras reportaban en la ciudad esta situación, relato que tardaría poco tiempo en trascender entre los poblados.

La devoción

La pintura sufrió quemaduras producto del calor de las velas que muchos fieles encendían en su adoración, oscureciendo su color. Fue restaurado y guardado en una vitrina, de la cual se reflejan los destellos de las aplicaciones de plata que le colocaron en 1912.

Con el paso de los años, la fiesta de Sumalao se volvió una tradición, junto a un atractivo por su “feria”, los misachicos y los peregrinos que la noche previa a la fiesta grande, caminan al encuentro del cuadro, como si revivieran la historia que dio origen a su veneración. La advocación del Señor de Sumalao se festeja en el séptimo domingo de Pascua coincidiendo con pentecostés.


“Sumalao” tiene su origen en el quechua, que traducido significa “sitio hermoso”


Junto a la historia del Cristo, también están “los milagros” que se le adjudican. Es que cerca de la capilla que fue levantada para su resguardo, hay una vertiente que, cuenta la tradición, es agua bendita que cura enfermedades.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar