Avisan que en un mes puede faltar alimento para vacas, pollos y cerdos

Nacional 08 de noviembre de 2022
vacas

Desde la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (CAENA) advirtieron que podrían faltar alimentos para vacas, pollos, cerdos y hasta mascotas en los próximos 30 días, por nuevas restricciones a las importaciones que impuso el Banco Central. De este modo, también impactaría en la producción de leche y huevos.

Por eso, los empresarios solicitaron una audiencia urgente con el secretario de Comercio, Matías Tombolini, para “encontrar soluciones sobre la situación crítica” que está viviendo esa industria a raíz de las limitaciones impuestas por el Gobierno a través del sistema SIRA.

De continuar así la situación, aseguraron que tienen stock para 15 o 20 días, y que el mercado sufrirá las consecuencias en un mes.

“Nuestro tiempo estimado de stock es de 15 a 20 días promedio y en el mercado comenzará a repercutir en los próximos 30, de manera que frenará tanto la producción, así como la comercialización y exportación”, advirtieron.

En ese sentido, la Cámara se refirió a las trabas, rechazos y observaciones para la autorización de Licencias Automáticas y No Automáticas de Importación, así como los plazos extendidos otorgados para el giro de divisas al exterior a los proveedores de materia prima.

Según afirmaron los industriales, las medidas “están comenzando a generar quiebres de stocks, tornando la situación crítica para la eficiencia de las distintas producciones pecuarias”.

Productos como las vitaminas, minerales y aminoácidos, por ejemplo, que se compran en el exterior porque no se fabrican en el país, son imprescindibles en las dietas de los animales y generan una mayor eficiencia en la conversión alimenticia.

“No contar con ellos traerá aparejado un incremento en el costo de producción de proteína de origen animal como pollo, huevo, leche, cerdo y carne bovina”, advirtió la Cámara.

“Las distintas especies no cuentan con las soluciones de nutrición que provee el sector, en términos de salud intestinal y de tratamientos médicos. Si se suspende el abastecimiento de estos microingredientes habrá mayores tasas de mortandad, riesgo de enfermedades y suspensión de las exportaciones de estas mismas categorías, que una vez ocurrido es muy difícil revertirlo”, explicaron los empresarios.

Cada año, el sector importa materias primas por U$S 250 millones y exporta US$4477 millones. De las ventas al exterior, US$200 millones corresponden a nutrición animal; US$ 500 millones a pollos; US$ $2635 millones a vacunos; US$ 20 millones al complejo ovoavícola; US$ 1121 millones a leche y US$ 1 millón a cerdos.

“Al día de la fecha, contamos con al menos 10 contenedores que se encuentran en terminales portuarias sin poder ser importados en algunos casos con estadías que superan los 30 días”, indicó la Cámara.

Además, los empresarios protestaron por la creciente cantidad de cargas desde países limítrofes frenadas en los proveedores a la espera de aprobación de Licencias de Importación para ser liberadas.

Según alertaron, los fabricantes de alimentos para mascotas también se verían afectados por las medidas y se generaría “una faltante de stocks, aumento de costos importantes, así como una fuerte suba de precios y una baja y/o suspensión en las exportaciones”.

Frente a este escenario es que los los integrantes de la Cámara reclamaron la urgente intermediación de Tombolini, para poder cumplir los compromisos asumidos, tanto en el mercado interno como externo.

Para eso, pidieron que se les garantice el ingreso al país de microingredientes así como condiciones de giro de divisas al exterior factibles que permitan mantener el abastecimiento de las producciones pecuarias y evitar graves consecuencias. /TN

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar