Ni droga ni dinero: Una auditoria en la Iglesia de la Santa Cruz

Sociedad 14 de octubre de 2015
El obispo emérito de Quilmes, Luis St"ckler, fue enviado desde la Santa Sede (Vaticano) a Salta. Habló de la situación del sacerdote Agustín Rosas, quien estaba a cargo de la Iglesia de la Santa Cruz.

Llegó el lunes 5 de octubre y, desde su llegada, el hermetismo fue total. El obispo rompió el silencio y habló sobre la situación del sacerdote Agustín Rosas, quien estaba a cargo de la Iglesia de la Santa Cruz. Según trascendió, sobre el padre Agustín Rosas pesan acusaciones graves como supuestos desmanejos económicos y vínculos con las drogas, algo que el prelado negó en todo momento. "Eso es un invento y no sé de dónde viene", afirmó el obispo Luis St"ckler. 

El obispo llegó acompañado del contador público Néstor Villarino, quien tendrá a su cargo la auditoría de la institución, que formará parte del informe que presentará Luis St"ckler a la Santa Sede. Además, de la entrevista participó el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, quien desmintió que alguna vez haya hablado sobre desmanejos económicos y vínculos con las drogas, como salió publicado en un medio nacional.

Se dice que el padre Agustín Rosas es responsable de desmanejos económicos y tiene vínculos con las drogas.Nada que ver, absolutamente nada que ver. Eso es un invento y no sé de dónde viene. Yo fui nombrado por la Santa Sede el 13 de agosto y nunca se habló de drogas. Yo me enteré en Salta, es un problema de ustedes. Es un problema propio de Salta, salteños pónganse las pilas. Acá hay un problema que es evidente, pero eso no es problema nuestro. Por eso yo estoy sorprendido con un planteo así. Para mí salió de Salta porque yo no sabía absolutamente nada y está malintencionado.

¿Entonces niegan que sea un tema de drogas?
Nada que ver. Lo que pusieron ayer en un medio nacional, de que por esta denuncia por drogas había llegado a la Santa Sede y que por eso me habían nombrado, es nada que ver. Es una cuestión interna de la Iglesia y yo tengo que ser un buen pastor, lo que no significa tapar las cosas. Acá no se trata de tapar nada, yo no estoy para eso, estoy para conocer la verdad. Verificar los hechos, eso es lo que la Santa Sede me dice.

¿Entonces por qué se está auditando al Instituto Religioso Clerical Hermanos?Eso forma parte de la visita canónica, por eso me piden un informe de la situación financiera y económica de los institutos, o sea, cómo ingresa y egresa el dinero. En eso sí tengo que fijarme, pero como yo no soy experto en eso lo llamé a Néstor Villarino.

¿Entonces hubo irregularidades o estas auditorias son frecuentes?Hubo internas, podríamos decir. Esto es un problema interno de los institutos pero no tienen nada que ver con cosas raras. Yo vine primero acá a Salta donde está la sede, y esto fue una orden de la Santa Sede pero no es algo extraordinario, esto es así cuando se investiga a una institución de la Iglesia, para que el emisario del Papa, no me gusta para nada el término comisario, con responsabilidad y libertad pueda actuar. Entonces, en estos casos los que dirigen la organización de la institución tienen que dar un paso al costado, lo que no significa un juicio sobre las personas. No es un juicio anticipado, solamente ellos no pueden actuar en la sede.

¿Por qué se los aparta?Esto se hace para no mezclar, incluso se aparta físicamente a los responsables para que no estén donde está el lugar de mando. Esa es la razón por la cual el padre Agustín no va a vivir acá, va a ir a finca La Cruz, que está a 30 kilómetros. El padre José, que estaba como servidor mayor, va a vivir con una familia en Buenos Aires y la hermana María Luz puede elegir vivir en una de las casas que tienen las hermanas, pero no tienen más la conducción. El único conductor soy yo.

¿Entonces podríamos decir que la institución está intervenida?Sí, podríamos decir que sí. El único que tiene la responsabilidad de los servidores generales y de los consejos soy yo.

¿Por cuanto tiempo?Por el tiempo que la Santa Sede decida y va a ser largo. Yo tengo que informar por lo menos semestralmente. Y yo, mientras tanto, tengo que viajar mucho, escuchar y ver cuáles son los problemas y cómo se pueden solucionar.

¿Por qué piensa que se lo vincula al padre Agustín con el desmanejo de fondos y con drogas?No lo sé.

¿Usted pudo hablar con el padre Agustín?Claro. Está dolorido.

El padre Agustín también está vinculado a la compra de autos de alta gama. ¿Qué me puede decir sobre este tema?(A esta pregunta la contestó el contador que está a cargo de la auditoria, Néstor Villarino). El vehículo que utiliza el padre es un Citr"en Xara 2010 y no sé si será alta gama o no, desconozco, pero creo que no. Es un vehículo de cinco años, a lo mejor lo fue en 2010.

¿Todavía no hizo ninguna evaluación sobre lo que vio?
No, tampoco me corresponde. Yo debo informar a la Santa Sede y ella me dará las indicaciones. Lo que estoy haciendo en este momento es lo que la Santa Sede me ha indicado y son indicaciones precisas. Por eso no interpreten ahora que el padre está destituido. Por supuesto, la parroquia tiene que seguir funcionando. El padre (Agustín Rosas) sigue siendo el párroco formalmente. Acá, monseñor Cargnello va a nombrar a un administrador parroquial. Yo le sugerí que sea uno de los vicarios de la parroquia que tiene más de 10 años de sacerdote.

¿Entonces el padre Agustín sigue perteneciendo a la Iglesia?
Claro que sí.

¿El papa Francisco está enterado de esta situación? ¿Pudo hablar con él?Personalmente no pude hablar, para esto el Papa tiene sus colaboradores. Pero cuando yo le pregunté al nuncio si el Papa lo sabía, él me contestó: "El Papa sabe todo lo que pasa en Argentina". Además, nos conocemos desde hace mucho tiempo.

¿Lo conoce al Papa?Oh! Claro que sí. Yo soy emérito, esto significa que estoy jubilado, estoy por cumplir 80 años y vivo en un hogar sacerdotal en Buenos Aires. El Papa, siendo arzobispo, siempre visitaba a los sacerdotes ancianos y enfermos para Navidad y para Pascuas y siempre nos regalaba un lechón y un cordero. El Papa vino justo para Navidad del 2012 y él ya se había reservado una habitación para esta casa y cuando se va me dice: "Hasta pronto". Por entonces vino la renuncia de Benedicto y entonces se fue a Roma.

¿Al Papa le preocupan estas cosas?Pero claro que sí, pero tiene tantas preocupaciones.

¿Qué opinión tiene sobre Francisco?Es un regalo de Dios, es un hombre inspirado. El año pasado estuve con él y me dijo: "No es fácil, pero tengo la paz del alma y por eso sé que estoy haciendo lo que quiere Dios". 

Fuente: Diario El Tribuno

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar