Fuerte respaldo de la Iglesia al Gobierno en un Tedeum a puertas cerradas

Nacional 25 de mayo de 2020
El cardenal Mario Poli repasó palabras recientes del papa Francisco, que diferenció a los gobiernos que “tomaron medidas ejemplares” pese al “descalabro económico” que eso provoca
multimedia.normal.a4a0cd753605516b.747572636f6e61696d5f6e6f726d616c2e706e67

En un Tedeum inédito por el 25 de Mayo, con la Catedral vacía y los feligreses participando a distancia, en forma virtual, el cardenal Mario Poli expresó un fuerte respaldo de la Iglesia a la estrategia del gobierno nacional contra el coronavirus.

“Hace pocos días el papa manifestó que algunos gobiernos han tomado medidas ejemplares, con prioridades bien señaladas para defender a la población. Es verdad que estas medidas molestan a quienes están obligados a cumplirlas, pero siempre es para el bien común. Y a la larga, la mayoría de la gente las acepta y se mueve con actitud positiva. Los gobiernos que enfrentan así las crisis muestran la prioridad de sus decisiones; Primero, la gente”, introdujo Poli.

“Esto es importante porque defender a la gente supone un descalabro económico. Sería triste, dice el Papa, que se optara por lo contrario, lo cual llevaría a la muerte a muchísima gente. Algo así como un genocidio virósico”, continuó.

Y resaltó: “Contarnos como los que cuidamos la vida como el don más precioso nos enorgullece e identifica con el sacrificio de la generación que dio origen a lo que hoy somos como Nación”.

Un Tedeum distinto

El presidente Alberto Fernández participa hoy, aunque de forma virtual, del tradicional Tedeum por el 25 de Mayo, que este año tiene características inéditas ya que, por primera vez en la historia argentina, se realiza a puertas cerradas en la Catedral metropolitana, por las restricciones impuestas debido al aislamiento social y obligatorio que se decretó para evitar la propagación del coronavirus.

Como es habitual, la celebración fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, Mario Poli, en un templo al que esta vez no asistieron de forma presencial funcionarios ni autoridades nacionales.

 La misa fue grabada esta mañana y es retransmitida desde las 9:30 por la TV Pública. No se permitió el ingreso a la Catedral de otros medios.

Además del cardenal Poli, también estuvieron en la catedral de Buenos Aires el rector del templo, el padre Alejandro Russo, así como representantes de otros cultos, como la rabina Silvina Chemen, la pastora Wilma Rommel, el obispo ortodoxo Joseph Bosch, y el sheij Abdel Nabi Alhifnawi, quienes realizarán una oración interreligiosa.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar