Una maestra debió renunciar porque un alumno al que le había prohibido ir al baño se hizo caca dentro del aula

Nacional 21 de mayo de 2022
maestra

Una maestra de una escuela de Neuquén renunció a su cargo luego de un confuso episodio, al no dejar ir al baño a un alumno de 6 años. Ante la negativa de la docente, el nene se hizo caca, y si bien sus compañeros la alertaron de lo sucedido, la mujer le restó importancia. Para peor, cuando toda la situación trascendió, le dijo a la familia que el nene se había ensuciado con caca de perro.

El hecho sucedió el lunes 16 en la escuela N°279 de la localidad de Las Lajas. Soledad mandó a su hijo mayor a retirar a su hermano al establecimiento. Cuando lo vio en esas condiciones, consultó qué le había pasado, y la respuesta fue que se había manchado con excremento de un animal.

La madre relató: “Cuando llegaron, mi hijo más chico no paraba de llorar desconsolado. Al más grande le dijeron que se habría manchado con caca de perro. Tenía todo el guardapolvo sucio y estaba con su cabecita gacha por lo que había vivido”.

Después de acompañarlo a bañarse, la mamá del alumno de primer grado llamó a la escuela y pidió hablar con la maestra. Debido a esto, la directora del colegio le dio su número y se comunicaron.

“Cuando finalmente pude hablar con ella me fui de boca, la insulté. Es que no me pudo haber dejado al nene en esa situación. ¿Cómo no me llamó para que lo vaya a buscar? Ella misma me contó que los chicos le dijeron que había mal olor, pero que no le dio importancia”, enfatizó la mujer.

En tanto, la maestra argumentó que al estar resfriada no percibió nada. Cuando la madre del alumno revisó el cuaderno de su hijo, vio que estaba todo arrugado y roto debido a la angustia que le provocó el mal momento que había pasado en esas dos horas de clase.

Pero la situación no terminó ahí, ya que cuando llegó la hora de la salida, la educadora lo hizo formar en el patio delante de todo el colegio. “Empeoró cuando le dijo a mi hijo mayor delante de todos en la puerta de la escuela que su hermano seguramente habría pisado caca de perro y que así se manchó”, añadió Rivera.

Desde ese lunes, el menor no quiso volver al colegio por miedo a que sus compañeros se burlen de él. De forma pública, su mamá contó lo que ocurrió y decidió hacer un acta al respecto. De esta manera, la maestra tomó la decisión de renunciar a su cargo.

La directora del instituto, María Valeria Riffo, manifestó: “Nuestra mayor preocupación ahora es el nene. Se trazó un plan de vinculación para que pueda recuperarse lo antes posible. Estamos trabajando con el equipo psicopedagógico que nos va a ayudar para conectarnos con él y también con sus compañeros”.

Además, describió lo ocurrido como un episodio “triste y lamentable” y señaló que la maestra, luego de ser escrachada, está pasando por un mal momento debido a que era la primera vez que le daba clases a ese grupo.

“Explicó que los niños le pedían todos de ir al baño y que los dejó, pero en un momento dijo que ya no les daba permiso”, sostuvo la directora.

Asimismo, añadió: “Lo que pasó no es responsabilidad de todos, pero nos hacemos cargo y trabajamos para mejorar este daño que se ha hecho. Fue algo lamentable, lo importante es que la docente asume que fue un error no haberse dado cuenta”. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar