Derrapó la cineasta salteña: Lucrecia Martel promueve el consumo de marihuana

Sociedad 17 de octubre de 2017
En una entrevista con diario Perfil, la cineasta salteña, reconocida a nivel internacional dijo que "después de los 40, debería ser obligatoria la marihuana". ¿La fama avala cualquier tipo de opinión?
0930lucreciamartelg-03

La salteña Lucrecia Martel con su última película "Zama" representará a la Argentina para los premios Oscar y Goya. Pero parece que a medida que la fama se acrecienta, también lo hace el filtro de lo que se puede hacer o decir.

Muchos la consideran la directora más importante de los últimos veinte años en el cine argentino con sus películas La ciénaga, La niña santa, La mujer sin cabeza y el corto Rey muerto.

Primero en la entrevista a Perfil consideró que "las series son una vuelta atrás en el lenguaje audiovisual", a contramano de lo que ocurre con el consumo televisivo a nivel mundial, donde las series cada vez son más elegidas.  

—¿Por qué son una vuelta atrás? le preguntaron: 

—Es más difícil el daño que hace algo de calidad. Hay unas posibilidades a las que estaba llegando el cine, que las series han ocupado el consumo del cine de autor y lo que eso significaba en la cultura, en términos de intercambio. Son narrativas muy conservadoras, y con una dinámica de televisión, de los diálogos cargados de información, mucho mejor hecha. No podés comparar House of Cards con Chips, ponele. Pero si comparás con las posibilidades a las que estaba llegando el cine, la complejidad narrativa-audiovisual, es un paso para atrás.

Luego le preguntaron por su visión respecto al argentino como público, a lo que respondió: 

—A mí me parece que el consumo de marihuana le hizo muy bien al público. Espero que la pacatería que avala el alcohol y prohíbe la marihuana no impida ese camino de experimentación que estaba haciendo una gran parte de la sociedad. No digo a los jóvenes, porque los jóvenes no necesitan ninguna droga, pero sí para la gente mayor. Después de los 40, debería ser obligatoria la marihuana. Te relaja un poco a la persecución, y te entrega un poco a la percepción de una manera corrida.

En definitiva, ni el arte ni la fama avalan a que cualquiera pueda opinar libremente sobre algo que tanto daño hace en miles de personas.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar