El jefe narco de Orán se valió de sus parejas para hacer el acopio de droga

Justicia 06 de diciembre de 2019
El fiscal detalló los pormenores de una investigación que llevó su tiempo. También contó cómo continuó realizando la actividad criminal desde su celda en la Cárcel Federal.
preso1

Raúl Ricardo Rojas llegó a la sala de audiencias de la planta baja de la Cámara Federal de Apelaciones con una fuerte custodia, al menos, una docena de efectivos, entre gendarmes, guardicárceles y efectivos de la Policía Federal, quienes vigilaron cada movimiento de este jefe narco.

El fiscal Eduardo Villalba, en un lapso menor a una hora, presentó formalmente la investigación ante el juez de Garantías 2, Miguel Medina, la que tiene a Rojas y a su pareja como los principales responsables del almacenamiento de 330 kilos de marihuana y otros 11 kilos de cocaína, droga que fue secuestrada en una vivienda ubicada en el barrio Aeroparque de Orán.

El domicilio de acopio era denominado entre los acusados como “La Iglesia”, nombre clave que surge de las tareas de inteligencias. El fiscal precisó que la conducta de Rojas está contemplada en el artículo 5, inciso C de la Ley 23.737. No obstante, agregó que la situación procesal de los acusados se agrava debido a que la investigación permitió establecer un accionar organizado y con la participación de más de tres personas, en función de lo establecido en el artículo 11 de la misma ley, con lo cual la escala penal oscila entre los 6 y 20 años de prisión.

Droga

“Valiéndose de su pareja, Rojas llevó adelante el almacenamiento de la droga, la cual esperaba a ser comercializada por los acusados”, indicó Villalba, quien resaltó que la investigación se inició el 31 de julio pasado a partir de informes que apuntaban a los acusados y otros implicados.

“La Iglesia”

Sobre las pesquisas, el fiscal indicó que, desde el 21 de noviembre pasado, surgieron escuchas en las que los acusados dieron cuenta de la existencia de la droga en “La Iglesia”, entre las cuales se resaltó una en que Rojas preguntaba si “ya vinieron las flores”, refiriéndose a la marihuana. También destacó el llamado de otro implicado a Rojas, en la que le informó sobre los allanamientos de Gendarmería Nacional. “Yo me salve de pe…porque acababa de salir”, dijo esa voz.

carcel federal 3

Así, el fiscal formalizó la acusación en contra de Rojas y Romero, para quienes pidieron también la prisión preventiva, inicialmente, por 90 días. En ese sentido,  hizo hincapié en la necesidad de las medidas restrictivas de la libertad a fin de evitar el riesgo de fuga, en el caso de Romero, como así también del entorpecimiento de la investigación.

Villalba habló de contundencia probatoria y del el esfuerzo realizado por la Procuraduría de Narcocriminalidad-Región Noroeste en la investigación, la cual aún no se encuentra cerrada. Además, recordó que, de seguir adelante el proceso, llegada la etapa de juicio, la posible condena a los acusados no sería de prisión condicional.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar