Escandaloso y aterrador: "Sacudían el ataúd sin éxito"

Medios 19 de febrero de 2020
Un insólito incidente ocurrido en el cementerio de Río Gallegos encendió una fuerte polémica: no se pudo enterrar un cajón. Descubrí todos los detalles en la nota
ataud

Un insólito incidente ocurrido en el cementerio de Río Gallegos encendió una fuerte polémica: no se pudo enterrar un cajón porque habían hecho demasiada chica la fosa. Al error, le siguió un hecho que indignó aún más a los familiares y amigos de la mujer fallecida: según denunciaron, el féretro fue "sacudido" de un lado a otro mientras los empleados intentaban ampliar el pozo.

Las autoridades del lugar dijeron que habrá sanciones para los empleados y afirmaron que pidieron las disculpas correspondientes. Pero la familia asegura que esas disculpas nunca llegaron.

Todo comenzó el sábado cuando una mujer denunció al personal del cementerio por el lamentable hecho ocurrido en el entierro de una amiga. El encargado del camposanto aseguró que hubo negligencia del personal porque no siguió el protocolo correspondiente, pero a la vez desmintió parte de los hechos denunciados.

La acusación fue realizada por la señora Mary Bordenave, que era vecina y amiga de la mujer fallecida. En una publicación de Facebook, contó que durante la sepultura, el personal del cementerio había arrojado el cajón dentro de la fosa, porque no coincidían las dimensiones.

Pero la queja no quedó ahí. Además, la señora aseguró que el encargado del lugar había restado importancia a lo sucedido y su única explicación fue el cambio de gestión.

“Lo que pasó es lo que se ve en la foto, no tuvieron ni siquiera la delicadeza de apoyar el ataúd a un costado, lo sacudían de un lado para otro. La razón es que ellos no saben la medida de la fosa para adulto, una vergüenza”, dijo la vecina.

“Veremos si las autoridades municipales toman alguna medida y salen por lo menos a pedir disculpas a la familia”, continuó.

Con respecto a la denuncia de Mary, el encargado quiso aclarar varias cuestiones. En primer término dijo que “la señora no es familiar directa de la mujer que sepultaron, es una vecina, igual vale su reclamo”.

Y agregó: “quiero que quede claro que en ningún momento se comunicó conmigo ni con ningún jefe”. Al respecto, amplió que “ella publicó que habló con nosotros y que le restamos importancia a lo sucedido y le dijimos que era por el cambio de gestión, pero eso nunca ocurrió, jamás le diríamos algo así, no presentó ninguna nota, ni habló con nadie, nosotros nos enteramos por las redes sociales”.

Según relató el encargado, lo primero que hicieron fue ponerse en contacto con la familia directa de la difunta: “Nos comunicamos con sus hijos y ellos estaban sorprendidos porque tampoco sabían que se había hecho pública esa denuncia, incluso estaban molestos porque no habían autorizado que se compartiera esa foto, nos dijeron que les cayó muy mal”.

Sin embargo, Mercedes Monzón, hija de Aurelia López -la mujer fallecida- ratificó las denuncias sobre lo sucedido en la sepultura de su mamá el sábado. También aseguró que denunciará al cementerio local por cómo se manipuló el cajón donde, además, estaban las cenizas de su padre, Valentín Monzón fallecido en 2018.

Aseguró que la denuncia será por incumplimiento de las tareas de funcionario. “Lo único que quiero es que mi madre pueda descansar en paz”, dijo, al borde del llanto.

Fuente: Contexto.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar