Crimen Jimena Salas: Piden juicio para el viudo y para el único detenido

Jujuy 11 de marzo de 2020
Los fiscales Ana Inés Salinas y Gustavo Torres Rubelt finalmente elevaron el caso a juicio contra Nicolás Cajal y Sergio Vargas, aunque la búsqueda de los autores intelectuales del crimen continúa.
jimena salas collage

Luego de que el procurador de la Provincia Abel Cornejo, anticipe que una parte de la investigación por el crimen de Jimena Salas está lista para elevar a juicio, hoy los fiscales Ana Inés Salinas y Gustavo Torres Rubelt materializaron el pedido ante el Juzgado de Garantías 5, para que el viudo de la víctima, Nicolás Cajal y Sergio Vargas sean enjuiciados por encubrimiento agravado y homicidio triplemente calificado por ser cometido con alevosía y ensañamiento y por precio de o promesa remuneratoria. 

La búsqueda de los autores materiales sigue su curso, aunque en el pedido de elevación dejaron claro que Cajal cumplió un rol fundamental para desviar la investigación, entorpecer y ocultar datos importantes. 

Sobre Nicolás Cajal detallaron que cuando llegó la policía, “su estado era sereno, predispuesto y atento a los detalles solicitados, haciendo siempre hincapié en que su concubina (víctima) habría sido atacada por un ladrón”. Criticaron que la primera intervención judicial no haya ordenado su detención en ese mismo momento.

Nicolás Cajal

La alarma de seguridad estaba desconectada

Detallaron que se puedo establecer que la alarma de seguridad de la casa fue desconectada el 26 de enero y reestablecida el 30 de ese mismo mes, sin intervención de los técnicos. Cajal no solo evitó advertir que eso había ocurrido, sino que ni siquiera informó que la vivienda tenía un servicio de seguridad por alarma.

Se supo también, por testigos, que Cajal Gauffin utilizaba distintos números de teléfono, que no declaró y lo más extraño es que advirtió la hipótesis del “perro”, luego de que uno de sus compañeros de trabajo declare que cuando llegó a Vaqueros, el 27 de enero de 2017, Cajal le dijo “la mataron a mi mujer… por culpa de ese perro de mierda la mataron a mi mujer…”. Es decir, Cajal “señaló al testigo, una circunstancia fáctica vinculada al modo de comisión del hecho, la que no fue conocida sino tiempo después y merced a diferentes tareas investigativas, lo que da cuenta que conocía de antemano información de la mecánica del luctuoso suceso”. La hipótesis de los dos sujetos que aparecieron con un perro, fue elaborada en octubre de 2019.

Aseguran que mintió sobre las llaves de Jimena Salas

Los fiscales también encontraron una contradicción en la declaración de Cajal Gauffin, cuando dijo que el 27 de enero de 2017, encontró la llave de Jimena en la puerta; pero la niñera declaró que la mujer la esperó afuera varios minutos porque no tenía la llave de su casa. Y en la presunción de la modificación de elementos del lugar del hecho, dijeron los fiscales que “cuando llegó Cajal, observó el llavero colgado en el alambre al lado de la puerta de ingreso; le sorprendió ver la puerta sin seguridad y el llavero de Jimena en el alambre”.

VargasAmpliación

Según el registro fotográfico, “la llave que se observa colgada en el rombo del alambre tejido no sería el utilizado por Jimena…y el llavero que se encuentra colgado en el alambre, tiene llaves de un vehículo, lo que permite inferir que las llaves pertenecían a Cajal”. También se confirmó la presencia de un tercer llavero.

Sobre Sergio Vargas

Dijeron que como consecuencia de las medidas llevadas a cabo en la investigación se pudo establecer que los autores materiales contaron con la activa colaboración del imputado Sergio Vargas para la perpetración del hecho, lo que se logró probar con grado de probabilidad suficiente. 

Existen numerosas declaraciones testimoniales, entre las cuales varias coincidieron en señalar a un hombre que consultó por una “señora que tenía unas hijitas en la entrada, al principio de calle Las Virginias (domicilio de Salas) y que esta señora le había encargado que le iba a comprar”. Otros testimonios describieron a un hombre con un perro en las manos, y otros describieron a Salas hablando con uno de esos sujetos.

Jimena Salas1

La base probatoria también se sustenta en informes policiales, de telefonía (que confirmaron que Vargas utilizó líneas telefónicas registradas a su nombre y prepagas con una “actividad inusual, intercambiando tarjetas SIM de diversas compañías de manera permanente y llamativa”), con impacto en la zona donde residía Salas, a principios de enero.

“Se pudo determinar fehacientemente la utilización de telefonía celular de manera llamativamente sospechosa en general y en particular por haberse comprobado que el día 4 de enero estuvo en la zona con un equipo telefónico que no se corresponde a los numerosos elementos secuestrados en la causa”, dicen los informes. Otro dato llamativo es que el día posterior al hecho consultó la web del diario El Tribuno cuando según se puede comprobar jamás había ingresado a un portal de noticias”. Según el Gabinete de Informática Forense – Depto. de Criminalística del CIF del Ministerio Público Fiscal, tuvo “una conducta atípica en los motores de búsqueda utilizados”, ya que sobre un total de 2672 (dos mil seiscientos setenta y dos) cookies recopiladas en el dispositivo, constan seis registros de visitas a la página web el diario El Tribuno el día 28 de enero de 2017, un día después del crimen.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar