En menos de 48 horas, murieron dos hermanitos "por diarrea y deshidratación" en el Norte

Sociedad 27 de marzo de 2020
Así lo confirmó Gabriela Dorigato, subsecretaria de Medicina Social, quien señaló que si bien presentaban bajo peso, estaban controlados. Eran son oriundos de La Vertiente Chica, en Santa Victoria Este.
wichi

Mientras el mundo está en alerta por el avance de la pandemia del coronavirus, en el norte profundo de Salta la grave emergencia sociosanitaria se cobró la vida de dos hermanitos de La Vertiente Chica, en Santa Victoria Este, quienes fallecieron en un plazo de solo 48 horas de diferencia.

Así lo confirmó Gabriela Dorigato, subsecretaria de Medicina Social, a InformateSalta, quien señaló que la primera víctima fue un bebé de un año y seis meses, quien si bien tenía un estado de desnutrición leve, estaba controlado. “Fue atendido por fiebre, y deshidratación, comenzó a convulsionar y después de una hora y media de hacer la reanimación, perdió la vida”.

La profesional comentó que el menor contaba con los controles correspondiente a enero, febrero, y el 11 de marzo había sido atendido por descenso de peso. “En ese momento los médicos lo quisieron llevar a internar pero los padres se negaron y los profesionales se quedaron durante toda la jornada para controlar la hidratación y el progreso del niño, durante el día fue mejorando entonces lo dejaron con sales de rehidratación en el domicilio”, dijo.

Al día siguiente, según resaltó la profesional a nuestro medio, también fue el agente sanitario para corroborar que continuaba con la mejoría. “Estaba bien el chiquito, quedó normal en su domicilio, y el 25 nos avisaron del deceso, llamó el papá a la noche para informar que había fallecido, que había estado con diarrea y vómitos”, subrayó.

El dolor golpeó otra vez en menos de dos días. Su hermanita, de 5 años, perdió la vida en la ambulancia cuando era trasladada al hospital de Tartagal por un grave cuadro de diarrea y deshidratación. “Fue la misma situación, el 24 muere este chiquito y ayer a la noche muere la hermanita y nos pasó lo mismo, los equipos querían sacarla a la chiquita al hospital, los padres se niegan”, resaltó. 

El coronavirus, y una marcha atrás

La profesional resaltó que la pandemia empeoró la situación del norte. “Las comunidades se volvieron reticentes a la presencia de los equipos, dicen ustedes nos van a traer los virus, no vengan, y lo que habíamos logrado zanjar que era que la gente acepte nuestra intervención, volvió a cero, retrocedimos con el tema que no quieren que los internemos a los chicos”, subrayó.

 Dispersión y lejanía

Por último, indicó que una de las grandes dificultades en el norte es la dispersión y a la lejanía que tienen las misiones del hospital. “La verdad que todo este tiempo se trabajó muy bien, fortalecimos nuestros equipos, pero falta mucho”, finalizó.

Cifras que duelen 

Cabe destacar que días antes también murió otro pequeño de una comunidad wichi del paraje La Curvita, por infección y deshidratación, además de bajo peso. De esta manera, ascienden a 13 los fallecidos en el norte salteño, principalmente de comunidades originarias, en lo que va del año.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar