Reforma judicial: el kirchnerismo aprobó el proyecto con modificaciones de último momento

Nacional 28 de agosto de 2020
El proyecto fue aprobado por 40 votos a favor y 26 en contra. Con dos modificaciones de último momento pasará a Diputados, donde el oficialismo deberá redoblar sus esfuerzos si es que pretende convertirla en ley.
senado - reforma judicial

El Frente de Todos impuso su amplia mayoría en el Senado y aprobó el proyecto que reforma la justicia federal, iniciativa con la que el gobierno de Alberto Fernández pretende restarles poder a los jueces con asiento en Comodoro Py, responsables de llevar adelante las principales causas de corrupción que afectan al kirchnerismo. 

El proyecto fue aprobado por 40 votos a favor y 26 en contra. Al oficialismo sumaron sus votos los provinciales aliados Alberto Weretilneck (Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Misiones). El rechazo a la iniciativa, en tanto, estuvo a cargo de Juntos por el Cambio. A ellos se sumaron Carlos Reutemann (Santa Fe) y Lucila Crexell (Neuquén), del interbloque Federal. 

Ahora, la iniciativa pasó a la Cámara de Diputados, donde el oficialismo deberá redoblar sus esfuerzos si es que pretende convertir en ley la iniciativa. 

Como remate de un trámite legislativo desprolijo, el proyecto sufrió modificaciones en el mismo recinto de la Cámara alta antes de ser votado para cumplir con los deseos y pedidos de senadores peronistas y aliados. Se sumaron, así, a los que el oficialismo ya le había introducido al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia. 

El debate se transformó en un duelo entre la oposición y el oficialismo, que dejó de decirle "reforma" al proyecto, a tono con el planteo de Cristina KirchnerEl debate se transformó en un duelo entre la oposición y el oficialismo, que dejó de decirle "reforma" al proyecto, a tono con el planteo de Cristina Kirchner Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Además de la creación de nuevas cámaras y juzgados federales en el interior del país, se sumó la retractación del oficialista Oscar Parrilli (Neuquén), quien pidió eliminar la polémica cláusula contra los medios de comunicación que había introducido en el dictamen. 

El debate se convirtió en un duelo entre el oficialismo y sus aliados, que cerraron filas en defensa de la iniciativa, y la oposición, liderada por Juntos por el Cambio, que ubicó al proyecto como parte de un plan más amplio destinado a garantizarles impunidad a dirigentes kirchneristas y cuestionó el costo presupuestario por la multiplicación de cargos judiciales en el interior del país.   


"El objetivo de este proyecto es colonizar la justicia federal", denunció Luis Naidenoff (UCR-Formosa), jefe del bloque de Juntos por el Cambio en el cierre del debate.


 

Más aún, Naidenoff destacó que, de los doce jueces federales de Comodoro Py, diez fueron designados durante las administraciones kirchneristas. El momento en el que el Senado votó la reforma judicialEl momento en el que el Senado votó la reforma judicial Crédito: Captura de pantalla

En un claro mensaje a los jueces supremos, el líder opositor opinó que "la Corte debería estar a la altura de las circunstancias y deberá poner un freno" a la eventual reforma, si es que logra ser sancionada, aunque dejó abierta la posibilidad a que el proyecto encuentre un dique de contención en la Cámara de Diputados.

El corazón del proyecto es la multiplicación de juzgados federales en la ciudad de Buenos Aires a partir de la fusión de los 12 juzgados del fuero Criminal y Correccional con los 11 del Penal Económico.

Esta cifra se verá duplicada con la creación de 23 nuevos tribunales, elevando así a 46 juzgados el fuero federal porteño. Las causas que se inicien una vez sancionada esta reforma recaerán en los flamantes tribunales, que serán ocupados por jueces subrogantes por un plazo de un año, prorrogable por seis meses más, hasta tanto se realicen los concursos para elegir a sus titulares.

Las que no te podes perder