Tras enfrentamiento entre bandas una beba de 5 meses murió de un disparo

Nacional 22 de octubre de 2020
Una beba de 5 meses murió este jueves, luego de quedar junto a su mamá en medio de un ataque a balazos en la localidad bonaerense de Dock Sud, partido de Avellaneda. La pequeña llegó fallecida al hospital.
abu
El lugar donde ocurrió tiroteo entre bandas que dejó como saldo una beba muerta

Su papá José Alberto Montero (42) la llevó en brazos, desesperado, hasta el hospital Fiorito de Avellaneda. Pero nada pudieron hacer los médicos por Lola Jazmín, de apenas 5 meses. La bala que le había dado en la cabeza durante un tiroteo por una pelea entre bandas en Dock Sud fue mortal.

Este jueves por la tarde dos jóvenes de 21 y 24 años fueron detenidos como sospechosos de haber participado en el crimen de Lola. Los acusan de homicidio agravado por el uso de armas, y este viernes serán indagados.

Carolina, la mamá de Lola, bajó con su beba en brazos a hacer una compra en los locales que están en la planta baja de la Torre 3 del complejo de Dock Sud ubicado en Manuel Estévez al 1000, donde vive con su familia.

Mientras Carolina compraba, en la explanada de la Torre 3, y según los datos que pudieron recolectar los investigadores del testimonio de vecinos, Iván Amarilla (24) y Hernán García (21), ambos con antecedentes penales, decidieron seguir a los tiros con la disputa que tienen hace tiempo con un tal Marianito, que vive en la Torre 4.

"La bronca entre ellos viene de largo y cada tanto se enfrentan a tiros. La última vez, Marianito los había baleado y parece que ahora fueron por él", describieron a Clarín las fuentes sobre el contexto de violencia que se vive en ese complejo habitacional.

Y en ese tren de venganza permanente, en pleno mediodía de este jueves decidieron seguir con la disputa a tiros sin importarles que había vecinos en los alrededores. A escasos metros estaba Carolina junto a Lola haciendo compras.

Habrán sido unos seis balazos, según lo que les contaron los vecinos a los policías de la comisaría 3° de Dock Sud. Uno de esos tiros fue suficiente para destrozar a una familia inocente: dio en la cabeza de Lola.

"Como resultado de un rebote, hubo un impacto que dio en la bebé. La llevaron al hospital pero llegó muerta", explicaron las fuentes lo que pasó antes de que Carolina, viendo a su bebita herida, llamara a su pareja, José, y él decidiera llevar a la chiquita al hospital Fiorito.

En el marco del crimen de Lola, los fiscales Elbio Laborde y Solange Cáceres, de la UFI N°3 descentralizada de Avellaneda, esta jueves por la tarde hicieron allanamientos de emergencia.

Los encontraron a los dos en uno de los departamentos y les secuestraron una pistola calibre 9 milímetros.

La bala que mató a Lola todavía está alojada en su cabecita pero, en base a las placas radiológicas que les hicieron los médicos, los investigadores están convencidos de que "el proyectil que la mató es de grueso calibre".

Por eso, la pericia balística al arma secuestrada a los dos detenidos será clave para determinar su participación en el crimen de Lola.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar