ARA San Juan: la Armada conocía su ubicación 20 días después de hundirse

Nacional 07 de noviembre de 2020
Así lo aseguró uno de los imputados en la causa, el contralmirante Luis Enrique López Mazzeo.
ara

A poco de cumplirse un nuevo aniversario de la desaparición del ARA San Juan –el próximo 15 de noviembre- trascendió una declaración en la causa que indignó a los familiares de los 44 tripulantes fallecidos.

El contralmirante retirado Luis Enrique López Mazzeo dijo ante la Cámara Federal de Apelaciones que el gobierno del ex presidente Mauricio Macri conocía la ubicación del submarino, 20 días después del hundimiento.

El ex oficial declaró ante el tribunal superior integrado por los jueces Javier Leal de Ibarra (presidente), Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman para defenderse del procesamiento que el 31 de enero pasado le dictó la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yánez, por no haberse asesorado debidamente ni ocuparse personalmente de verificar el estado de la nave en forma previa a la realización de un ejercicio naval combinado, que derivó en la tragedia.


Fotos de la nave tomadas por el equipo de Ocean Infinity.

No se autorizó a investigar
López Mazzeo disparó: “Cuando usted vea toda la documentación, se va a dar cuenta de que nosotros, cuando tuve que firmar el mensaje más doloroso en toda mi carrera que fue el cierre del caso SAR (por la búsqueda y rescate) teníamos detectada la posición del submarino y por eso habíamos coordinado con la Marina Británica el 5 de diciembre (de 2017) el pedido de un vehículo autónomo, porque sabíamos que podía estar únicamente en dos cañadones, que era lo que no podíamos verificar con todos los medios internacionales requeridos”.

Según su versión, su jefe directo, nunca le dio la autorización para que los ingleses realicen la tarea que podría haber terminado con el hallazgo de los restos del submarino, a los pocos días de que la nave sufrió una implosión.

El ex jefe de la Marina, Marcelo Srur, en cambio, aseguró que al enterarse del hallazgo del Cabo de Hornos, solicitó la utilización del ROV.

Es la primera vez que se reconoce públicamente que el “contacto” que a través del sonar (sonido, no imágenes) realizado por el buque chileno pertenecían al ARA San Juan.

Las razones son varias: en primer lugar porque el capitán Enrique Balbi, por entonces vocero de la Armada, había descartado esa posibilidad.


Imágenes del hallazgo del ARA San Juan.

Descartaron el contacto 
Ese mismo 5 de diciembre, al que hizo referencia López Mazzeo, la cara visible de la Marina dijo en conferencia de prensa: “No hay mayores novedades”, respecto de la búsqueda del submarino.

Y agregó: “En estos momentos se encuentra inspeccionando ese objeto o alteración de fondo, que puede ser metálico o no metálico, que detectó hace unos días el buque oceanográfico Cabo de Hornos de la Armada de Chile y que se encuentra a 940 metros”.

“Mentiras, traición, corrupción, espionaje, pérdida de vidas, de esperanzas, y mucho más, en eso se transformó la causa por el hundimiento del ARA San Juan. Lamentablemente es una investigación inconexa y una trama que ni en ficción se puede reproducir. El gran final de toda esta insensatez es el último dato de que ‘aparentemente’ se conocía la ubicación del submarino. Es una gran locura, una gran traición que solo puede justificarse en las almas negras de la corrupción o del afano ¿Cómo se le puede mentir a una madre, a una esposa a una mujer en una situación así?”, disparó Fernando Burlando, el abogado querrellante del caso.

Fuente: Infobae

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar