La Fórmula 1 homenajeará en Malasia a las víctimas del avión desaparecido

Deportes 25 de marzo de 2014
Las escuderías Mercedes y Caterham lideran los tributos en la previa del Gran Premio que se disputará este fin de semana en Kuala Lumpur

La Fórmula 1 homenajeará esta semana durante el Gran Premio de Malasia a las personas que viajaban en el vuelo MH370 de la aerolínea Malaysia Airlines que desapareció el 8 de marzo.

La escuderías Mercedes , cuyo principal patrocinador -Petronas- es malasio, y Caterham se mostraron muy preocupadas por las últimas noticias sobre el avión. Tras casi 20 días de búsqueda, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, anunció el lunes que el avión se estrelló en el océano Índico.

En ningún momento se planteó la posibilidad de cancelar el segundo Gran Premio de la temporada, según señaló recientemente el jefe del trazado de Sepang, Razlan Razali. Durante la jornada de hoy, ningún responsable hizo mención alguna al posible aplazamiento de la carrera.

Un día antes de que se anunciara el destino del avión, Mercedes llevó la pegatina "#PrayforMH370" durante un evento en la ciudad de Kuala Lumpur.

Los dos pilotos de Mercedes, el alemán Nico Rosberg y el británico Lewis Hamilton , mostraron su pésame hacia las víctimas en Twitter.

La tristeza también era enorme en el motorhome de Caterham. "Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias y amigos de aquellos que viajaban a bordo del MH370", señaló el equipo.

Las autoridades malasias aseguraron que no tenían esperanzas de encontrar con vida a ninguna de las 239 personas que volaban desde Kuala Lumpur hacia Pekín el 8 de marzo. Tras más de 15 días de búsqueda, el gobierno malasio encontró restos de la aeronave en el sur del océano Índico.

Sin embargo, sigue sin quedar en claro por qué el avión se desvió de su ruta cuando viajaba de Kuala Lumpur a Pekín y por qué fallaron los sistemas de comunicación.

Varios familiares de la víctimas tuvieron que abandonar un hotel en Putrajaya antes de la carrera, ya que las habitaciones estaban reservadas desde hace tiempo por las escuderías de Fórmula 1 y por aficionados. Los familiares fueron trasladados a un hotel situado algo más lejos del aeropuerto.

Debido a la enorme tristeza por la catástrofe, el pueblo malasio ya no está entusiasmado con el Gran Premio. "La gente no está de humor para un evento así", dijo Razali, jefe del circuito.

Fuente: La Nación

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar