El día que Bilardo tomó un café con "El Patrón del mal"

Deportes 12 de febrero de 2014
El Doctor reveló que cuando era DT del Deportivo Cali intentó unir al cartel de Medellín y al de Cali. El vínculo con los narcotraficantes más temidos.

Cada vez que Carlos Bilardo se saca una foto, repite la escena: las manos hacia adelante y juntas. No abraza a nadie. "¿Sabés quién me lo enseñó? Ellos", confiesa. Ellos son nada menos que los integrantes del cartel de Medellín, con Pablo Emilio Escobar Gaviria a la cabeza. Y el motivo de los brazos hacia adelante es tan simple como complejo: que a nadie se le ocurra alterar esa foto y hacer que Bilardo abrace a cualquiera.

A su estilo, con una palabra empujando a la anterior y apretujada con la que vendrá, el ex entrenador de la Selección dio detalles sabrosos de sus días en Colombia como DT del Deportivo Cali y de su vínculo con Escobar, el famoso narcotraficante, empresario y político colombiano que llegó a ser uno de los hombres más poderosos del continente en la década del 80. Hoy su historia se refleja en la Argentina de la mano de "El Patrón del mal", la serie que televisa Canal 9.

"Yo nunca hablé de esto. Es más no puse nada en mi libro, iba a hablar con un abogado a ver si encima termino preso, pero al final nunca hablé", se ataja Bilardo antes de soltar un poco la lengua.

"Hay un solo caso, dos o tres, ni sé si hay tres, que no pude arreglar. Este es uno: Pablo con Miguel, no lo pude arreglar. Pablo Escobar, del cartel de Medellín, Miguel Rodríguez y Gilberto Rodríguez, del cartel de Cali... No lo pude arreglar, pero estuve a punto", se lamentó el Doctor en el programa "El equipo deportivo" de radio La Redonda. "¿Viste como me saco las fotos yo con las manitos adelante? Ellos me enseñaron".

Miguel Rodríguez y Gilberto Rodríguez eran dueños del América de Cali cuando Bilardo era el entrenador del Deportivo Cali. "Ellos paraban en un hotel, me invitaban a comer y yo iba. También iba a la cancha con ellos. Te quieren tomar, pero a mi me trataron bien", precisó Bilardo y admitió que se juntaban a tomar café y tenía contacto directo con varios de los narcotraficantes más temidos

"Ahora todos lo conocen", bromea el Doctor que, por las dudas, en su libro no puso nada de su relación con la mafia colombiana. "Sabíamos lo que significaban ellos. Si quisieron ser presidentes...", resumió.

Fuente: Diario ClarĂ­n

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar