Atención a los corazones solidarios: Bernardo es de una comunidad wichi y necesita una silla postural

Solidaridad 22 de junio de 2022 Por InformateSalta
bernardosilla

Una vez más un niño wichi necesita de la solidaridad de los salteños, se trata de Bernardo Juárez de 14 años quien hoy debido a una discapacidad no puede caminar y para poder hacer sus cosas debe arrastrarse. Le urge contar con una silla postular y rodilleras. 

“Bernardo tiene 14 años y es muy activo, a pesar de su discapacidad. Pertenece a una familia donde hay muchos miembros con discapacidad, porque según me explicó un médico amigo, muchos problemas genéticos de las familias wichis vienen a raíz de que tienen hijos entre parientes, por la consanguinidad, es una cuestión genética” explicó Daniel Pereira que es quien una vez más encara un pedido solidario para nuestros hermanos Wichis. 


ciroNene salteño juntó tapitas y se dejó crecer el cabello para donarlo a HOPE

Para los corazones solidarios y quienes quieran colaborar con Bernardo y que así el mejor su calidad de vida pueden comunicarse con Daniel a su celular 3875429014.

Todas las causas solidarias

Cabe recordar que los pedidos de ayuda para los pueblos originarios han sido en los últimos días los más resonantes y los que pusieron al descubierto en la situación que viven. Uno de los casos más fuertes fue el de Zaira, la pequeña que hoy permanece hospitalizada en el Materno Infantil mientras espera se le construya o refaccionen la vivienda donde vive con sus abuelos. 

zairacasa

Otro caso que conmovió fue el de tres hermanitos wichi, uno de ellos recién nacido que quedaron sin su madre que no recibió una atención médica adecuada y la maestra del lugar encaró una campaña para juntar ropa, alimentos y cualquier bien que dignifique la vida de esta familia que carece de todo. Para quienes deseen contactar a la señorita Laura y coordinar entrega de donaciones pueden hacerlo al 3873607156. 

niñossstartagal_phixr

Mas adelante conocíamos la historia de Gustavito, un niño wichi que también necesitaba renovar su silla postural y también fue Daniel Pereira el que tomó la posta en esta movida para ayudar al niño. Para quienes también quieran seguir colaborando a Gustavo y su familia también les hacia falta  leche, ropa de abrigo, frazadas y mercadería. En este caso el niño recibió su silla gracias a la solidaridad en nuestra Salta, incluso le llegaron 4 sillas que pudieron solucionar la falencia en otras familias y en el hospital zonal.  

gustavitosilla

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar