"No existe peor pobreza que aquella que priva del trabajo y de la dignidad del trabajo"

El Milagro en Salta 15 de septiembre de 2022 Por InformateSalta
Cargnello

El Arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, durante la homilía en la misa previa al Pacto de Fidelidad con los Santos Patronos, se dirigió con dureza a dirigencia política argentina. “No existe peor pobreza, que aquella que priva del trabajo y de la dignidad del trabajo”, dijo.

En este sentido, comparó las heridas del Señor del Milagro con las heridas de la Patria, que no lograr encontrar un camino de fraternidad e hiere la confianza de los jóvenes. “En nuestra querida Argentina se profundiza un enfrentamiento peligroso que suavizado bajo la palabra grieta, solo alimenta los odios y rivalidades, mientras se esconde una lucha despiadada por conservar o alcanzar el poder creyendo que una sola persona o grupo tendría una especie de misión mesiánica capaz de construir el bien común de los argentinos”, expresó.

Además, continuó: “la política no puede ser la prolongación disimulada de un Estado de guerra, sino la superación de la misma en un clima de paz y de diálogo, que se debe alimentar cada día, sabiendo sacrificar idolatrías, mistificaciones y soberbias absurdas”.

El sacerdote aseguró también que la democracia solo es posible en un Estado de derecho y sobre y sobre la base de una recta concepción de la persona humana.

“Solo la aceptación de la verdad que guie y oriente la acción política, puede sostener la democracia, de lo contrario, una democracia sin principios, se convierte en un totalitarismo visible o encubierto. La verdad sostiene la libertad que dignifica al hombre, por ello, la falta de respeto a la persona humana, con leyes que destruyen la vida o la degradan, la instalación de la mentira para alcanzar el poder o mantenerlo, denigra a los ciudadanos, destruye los vínculos, debilita el tejido social, oscurece el futuro”, manifestó.

A su vez, indicó que la Patria necesite que los líderes ayuden a descubrir y servir a la verdad. “No se debe tener miedo a proclamarla, los ciudadanos de a pie, son muchas veces más veraces que son líderes, sean sociales, políticos o religiosos. Con la mentira, los pobres y excluidos son los que injustamente más sacrificios aportan, con la verdad, todos estamos desafiados a aportar nuestra cuota de sacrificios cuando somos guiados por líderes que se constituyen en ejemplo de una vida austera, honesta, generosa con nuestros bienes, nuestros talentos, con nuestros tiempos, con nuestra esperanza”.

Asimismo, subrayó que, en cuanto al sector de la economía, le corresponde al Estado garantizar la libertad individual y la propiedad, además de un sistema monetario estable y servicios públicos eficientes.

“Garantizar la seguridad jurídica es la primera incumbencia del Estado, de manera que quien trabaja y produce, pueda gozar de los frutos de su trabajo y pueda realizarlo con eficiencia y honestidad. Nuestra Patria necesita recuperar el ánimo de todos los argentinos de buena voluntad, que quieran dar lo mejor de si para corresponder a tantos dones que el señor Dios le ha dado, hasta convertirla en la Patria bendita del pan”, afirmó.  

 

 

 

 

 

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar