Confirman la adoptabilidad de una niña que no pudo revincularse con su familia biológica

Justicia 22 de noviembre de 2022
adopciones

La Sala Tercera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial no hizo lugar al recurso de apelación presentado por la madre de una niña contra la resolución de primera instancia que declaró la situación de adoptabilidad de la menor quien se encuentra institucionalizada. La niña se encontraba en una situación de “alto riesgo”, bajo el cuidado de su progenitora por la problemática de adicción de la misma y la violencia hacia sus hijas. 

La jueza María Inés Casey y el juez Marcelo Domínguez citaron a la Asesora de Incapaces 4 que dictaminó a favor de la declaración judicial de adoptabilidad, teniendo en cuenta que la intervención judicial con respecto a la niña M.J.F. data de más dos años, sin que a la fecha se haya podido superar la problemática que diera origen a la misma, sino que incluso la alternativa de egreso de la niña con su progenitora, resultó en perjuicio de la niña, en su salud, conforme surge de los informe que debido al estrés que sufría la misma producto de los malos tratos ejercidos en su contra por la progenitora, por lo que consideró que se debe tener por cumplido en exceso el plazo previsto dado que dicho término es un plazo máximo y fue fijado en beneficio del niño a los fines de evitar su institucionalización por tiempos prologados.

Puntualizaron también que quedó acreditado en la causa que los distintos miembros de la familia entrevistados, manifestaron por diversos motivos “no poder hacerse cargo de la niña, incluso, denunciaron conflictos con la joven C., siendo especialmente desaconsejable la abuela materna, quien estuvo a cargo de la niña y tampoco la protegió. Es decir, tampoco se cuenta con una red de apoyo y contención para la joven y su hija.”


adopciones12Salta se ubica entre las provincias con más adopciones, se concretan entre 30 y 35 por año

La niña –dijeron- sufrió un primer abandono por parte de su madre en diciembre de 2017, cuando la deja con la abuela y dos años después nuevamente pidió hacerse cargo de su hija hasta que a mediados de 2021. La niña reingresó a la institución como consecuencia de los hechos de maltrato y violencia denunciados. “Es decir, que la historia de abandono y descuido de la niña, por parte de su madre y de su abuela, abarca gran parte de su corta vida”, apuntaron.

“No hay dudas de que lo más deseable es el desarrollo y crecimiento de todo NNA junto a su familia de origen o ampliada, en tanto su sola existencia presupone la cobertura de un vínculo afectivo innato y estable, aún cuando para algunos lo sea con pretendido fundamento en la portación de una sangre que asemeja e integra al grupo familiar común”, agregaron.

La adoptabilidad en este caso “es la que mejor garantiza el derecho de la niña, en tanto es la que mejor realiza su condición de sujeto de derecho. Ello, por cuanto, M. tiene derecho a vivir en una familia que lo acoja en el estado de hija, y en la cual se le brinden las condiciones de armonía y estabilidad en los vínculos, necesarios para alcanzar su pleno desarrollo.”

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar