¿Vuelven los corsos a calle Ibazeta? La opinión de los vecinos

Sociedad 19 de enero de 2017
Ante la posibilidad de que vuelvan los corsos a calle Ibazeta, los vecinos de la zona dieron su opinión al respecto. Aunque existen algunos interesados en que se apruebe el petitorio presentado por la Agrupación Albahaca, la mayoría de los vecinos se muestran en contra.
Corsos
Corsos en Salta

Los corsos de calle Ibazeta están en la memoria de quienes durante años formaron parte del clima festivo al que invitan las agrupaciones carnestolendas. Nos referimos a uno de los corsos más antiguos de la ciudad, que se mantuvo vigente históricamente como uno de los primeros espacios destinados para el desfile de agrupaciones y carrozas.

Pese a su larga historia, los corsos de calle Ibazeta comenzaron a ser motivo para que los robos y grescas en la zona fueran en aumento. A esto se suma la falta de higiene diaria con la que debían lidiar los vecinos. Fue así como en el año 2013 los tradicionales corsos se despidieron de la calle que los había visto desfilar durante años, para unificar en un solo espectáculo a todas las agrupaciones carnestolendas.

Decisiones torcidas

Aunque la decisión de reubicar el corso de calle Ibazeta fue tomada hace pocos años, una de las agrupaciones presentó un petitorio para volver a desfilar en el lugar del que fueron corridos hace 4 años. Ante esta posibilidad, la voz de los vecinos se hizo sentir.

“Para nosotros fue un logro y un alivio que se fueran los corsos. No sé para qué toman decisiones si luego las van a revertir, eso muestra la falta de seriedad a la hora de decidir. Borran con el codo lo que escriben con la mano”, opinó Elsa Aguierre, una de las vecinas de la zona.

Así como Elsa, existen muchos vecinos que mostraron su disgusto al enterarse del petitorio. En diálogo con InformateSalta, Carolina aportó: “Para los que vivimos acá no es lindo levantarse cada mañana con olor a orina y encontrar jóvenes echados en la puerta de tu casa. Todas las madrugadas nos despertábamos con los gritos y corridas, usaban las latas de lanzanieve para romper lo que sea, se revoleaban piedras, era llamar al 911 todas las noches". A esto, Carolina sumó: "Sería obligarnos a no dormir todos los fines de semana porque la música y el bochinche de los conductores se escucha hasta pasadas las 4 de la mañana. En el barrio hay mucha gente mayor que no tiene por qué aguantar tantas noches sin dormir”.

A su vez, se suma la voz de algunos comerciantes de la zona que sufrieron destrozos cuando el corso se desarrollaba en este lugar. “Se vende más, pero también tenés que aguantar al violento que se enoja cuando no querés venderles más alcohol. Hay una panadería a la que le destrozaron la vidriera, kioscos a los que le rompieron las ventanas. No es negocio vender más pero para reparar daños”, opinó Roberto, quien tiene una despensa en la zona.

Los cortes de calles también son motivos de disgustos para quienes viven en el barrio. Recordemos que por calle Ibazeta transitan diferentes líneas de colectivos que deberían ser reorganizadas.

Las voces a favor

Mientras algunos vecinos se quejan de los robos, grescas y disturbios, o de la falta de higiene que reina en el lugar cuando hay corso, también están quienes se muestran a favor del petitorio.

El corso le daba vida al barrio”, opinó Lidia, quien asegura que los ruidos y disturbios no son motivo para cortar la alegría.

Sucede también que tanto en Barrio 20 de febrero, como en Villa Luján y otros barrios de la zona, abundan las agrupaciones carnestolendas. Muchos de los vecinos forman parte de diferentes agrupaciones que desfilan en los corsos y para ellos sería motivo de alegría volver a ver a la calle Ibazeta vestida de carnaval.

Mientras los vecinos se pronuncian a favor o en contra, la decisión final depende exclusivamente de las autoridades municipales que deberán tomar una decisión antes del desentierro del carnaval.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar