Proteccionistas defienden a David Ferri en Bienestar Animal y cuestionan al municipio

Sociedad 24 de abril de 2018
La Fundación San Roque se manifestó en desacuerdo con las críticas del intendente Sáenz al área encabezada por Ferri, señalando que no cumplirían con su trabajo. Indicaron que si no hay insumos no se puede castrar.
ferri

Una fuerte polémica se desató tras las recientes declaraciones del intendente Gustavo Sáenz, quien emitió duras críticas con diversas áreas de su gabinete. Entre sus dichos, había apuntado contra la Dirección de Bienestar Animal, dirigida por David Ferri.

“Parece que haberle subido el rango hizo que trabajen menos, vamos a ver qué está pasando, tenemos que llegar a las 10 mil castraciones anuales, así que van a tener que trabajar el doble o el triple”, fueron las palabras de Sáenz que despertaron el malestar en el sector mascotero.

Desde la Fundación San Roque, en diálogo con InformateSalta, la presidenta de la institución Elba Moreira, se manifestó totalmente en desacuerdo con estas apreciaciones, considerando que la gestión de Ferri debió afrontar numerosos inconvenientes debido a la falta de insumos.

“Al doctor Ferri le tocó remar contra cuanto inconveniente y contratiempo pudiere haber habido en los años que él lleva al frente de la dirección. Para lograr que los insumos estén a tiempo es una gran batalla, eso hace que el ritmo de castraciones no sea el óptimo. No se puede trabajar sin elementos. Considero incoherente, injusto y desafortunado el comentario de Sáenz”, dijo la mujer.

Con respecto al costo de una castración, sólo teniendo en cuenta los insumos, Moreira calculó un valor de $350 aproximadamente. “En cada barrio la densidad de población es muy diferente. Los barrios más alejados del centro son los que más sufren el flagelo del abandono, la reproducción, la irresponsabilidad en cuanto a la tenencia”.

En éste sentido, Moreira consideró que para que el plan de las castraciones tenga éxito no sólo hay que concientizar sino que deberían implementarse sistemas de multas. “Es decir, quien no hace castrar a su mascota debería ser multado porque el ser humano aprende cuando se le toca el bolsillo. Si se le brinda la comodidad de que el equipo vaya al barrio, a su puerta, es incomprensible que no hagan castrar, se les da turnos y no asisten”.

Para poder notar los efectos de las campañas y programas de castración, Moreira sostuvo que deberán pasar entre dos y cinco años. “El doctor Ferri cuenta con el apoyo de gran parte del proteccionismo. Hay que reconocer a los independientes que trabajan en sus barrios, el proteccionismo organizado independiente. Si el municipio nos diera más herramientas, seguramente resolveríamos el problema en menos tiempo” dijo a InformateSalta. 

Por último, la mujer apuntó contra el director del Centro de Adopción de Mascotas de la municipalidad. “El intendente tiene que cambiar al director del refugio de adopciones ‘Nicolás Mansilla’, los animales que están allí no están todos castrados y además no se estimula la adopción, no cumple el rol que debe cumplir”.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar