No podrás creerlo: mirá cómo está 9 años después Jenni, “la niña bonita” de Cuestión de peso

Medios 28 de noviembre de 2019
Los cambios en su día a día que logró después de bajar más de 80 kilos y sus proyectos a futuro.
jenni

En el año 2010, Jennifer Owczarczyn Basarab ingresó a Cuestión de peso con el único objetivo de mejorar su calidad de vida. En aquel entonces, su primer pesaje marcó 151,2 kg. Nunca se imaginó que el descenso sería tan rápido.

En diálogo con TN Show, "La niña bonita", como la apodaron sus compañeros del ciclo, recordó que bajó 67 kilos en nueve meses y que después le hicieron una manga gástrica, con la que llegó a pesar 83 kilos. El mantenimiento no fue nada fácil.

En 2016 quedó embarazada de su primer bebé -al que llamó Francesco- y el miedo a engordar invadió su cabeza. "Enseguida saqué turno con mis médicos para que me orienten sobre cómo seguir en ese nuevo proceso. Me relajé y lo llevé muy feliz, tranquila, porque sabía que con ellos iba a hacer las cosas bien. Solo subí 11,5 kg y a los 15 días ya estaba en 74,5", señaló.

El cambio de Jenni es impresionante. Cuesta reconocerla en las fotos que comparte en sus redes sociales y ella también se ve muy distinta a esa mujer que hace nueve años sufría por su enfermedad.

"Mi vida dio un giro rotundo. No hago nada de todo lo que hacía antes. Cambié todo. Reconstruí mi cabeza, porque por ahí empieza el cambio. Yo bajé muchas veces de peso -antes de entrar al reality- y siempre recuperaba. Cuando ingresé a CDP sentí un compromiso conmigo y con el otro, el que estaba viéndome por la pantalla. No tiro la toalla. Todos los días me levanto, pienso en lo que voy a comer, lo que voy a hacer por mí y lo que tengo que comprar. Nada se improvisa", expresó a TN Show.

Cuando tenía obesidad, la rubia no la pasó nada bien: "A mis 19 años me sentí cerca de la muerte. Llegué a pesar 164 kg y recién había terminado el colegio. Me sentía desmotivada. Si bien trabajaba con mis papás y mi abuela en su comercio y tenía mi dinero, no podía hacer nada con él. No había ropa de mi talle, no podía salir con mis amigos y si lo hacía sabía que tenía que ser fuerte para bancarme lo que viniera: discriminación o la risa de la gente. Se burlaban de cómo me vestía. Fue muy duro para tan corta edad".

El tratamiento transformó su visión sobre la vida: "Ya no estoy más enojada, por ende los demás me miran distinto. Que todos me quieran por haberme visto en la TV colaboró en mi autoestima y motivación".

Jennifer también recordó su paso por el Bailando. Tinelli la vio una vez cuando aún estaba en Cuestión de peso y la convocó para la temporada 2012. "Fue una experiencia maravillosa, pero yo estaba un poco débil para tanta exigencia. Me habían operado varias veces, venía de bajar 83 kilos y no tenía nada de musculatura. Era muy intenso para la fragilidad que yo tenía en aquel entonces. Quedar eliminada no fue una frustración. Fue un triunfo por el lugar que le pudieron dar a una chica que tuvo obesidad mórbida", expresó.

¿Qué fue de la vida de la joven desde que se alejó de la pantalla chica? Según le dijo a TN Show, desde que nació su hijo decidió emprender para poder estar con él y ser madre al 100%. "Creé una marca de decoración infantil de muebles. Me encanta", concluyó orgullosa de su logro personal.

Ver esta publicación en Instagram

Mi pequeña family🙌🏻

Una publicación compartida de Jennifer Owczarczyn Basarab (@jenni.ow) el

Ver esta publicación en Instagram

Fantástico día en Montevideo UY 🇺🇾 (La foto en la que salgo yo, la saco Fran, alto PH 📷).

Una publicación compartida de Jennifer Owczarczyn Basarab (@jenni.ow) el

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar