El pueblo menos poblado de La Pampa se volvió un atractivo turístico durante la pandemia

Turismo 28 de febrero de 2021 Por InformateSalta
Naicó 05
Naicó, ubicada a 45 kilómetros de Santa Rosa.

Naicó es una pequeña localidad pampeana ubicada a 45 kilómetros de la capital provincial. Su nombre significa “manantial que baja” en la lengua de los mapuches y llegó a tener 600 habitantes en su período de apogeo.

Es un pueblo que vivió y creció al ritmo del ferrocarril. Pertenece al departamento de Toay y se encuentra cercano a Quehué, la Reserva Natural Parque Luro y Ataliva Roca, municipio del que forma parte.

La última vez que circuló un ramal del ferrocarril fue en 1976 y cuentan que desde la década del ‘30 una serie de sucesos forzaron el éxodo que hoy identifican al pueblo como el menos poblado de La Pampa, con sólo 3 habitantes.

En tiempos de distanciamiento social, este tipo de localidades casi sin habitantes permanentes se vuelven un atractivo por su silencio y tranquilidad y porque permite a los turistas circular con esa liviandad que no tiene lugar en las grandes aglomeraciones urbanas.

Naicó 03

Jessica Pundang es administradora del hostal Naicó y quien recibe a sus visitantes con comida casera y paseos para conocer las ruinas de lo que fue la comisaría, la iglesia y otras edificaciones con peligro de derrumbe que marcan hasta donde llegó el progreso en esta pequeña comunidad.

Para aprovisionarse de alimentos y otros artículos viajan a Santa Rosa, así como para comunicarse ya que en Naicó hay poca señal de internet y de celular, lo que lo convierte en un lugar ideal para descansar y dejar de lado el stress.

Quienes arriban a este paraje, pueden disfrutar de amaneceres con planicies inspiradoras, degustar un desayuno campestre y realizar una caminata o cabalgata por el castillo del Parque Luro, visitar el Puente Negro, el único puente ferroviario de la provincia que conectaba con el puerto de Bahia Blanca o la escultura de la Virgen del Valle donde cuentan hubo apariciones y eventos milagrosos.

A la noche, entre picada, cordero, escabeche de jabalí y flan casero, el turismo interno, de paso, cordobeses y puntanos, eligen este lugar para sus reuniones familiares en pandemia o para conocer la sencillez y quietud de un recorrido rural.

Naicó 01

En menos de 100 años, de 600 a 3 habitantes

El pueblo de Naicó fue declarado de interés histórico y turístico en el año 2016. De esta manera, la mayoría de las tierras pasaron a ser administradas por el municipio de Ataliva Roca. Quienes poseen emprendimientos en el área, se dedican a la siembra de maíz y trigo, la cría de ganado vacuno y caprino y hay loteos que se explotan como cotos de caza de jabalíes y ciervo colorado.

El hostal Naicó es producto del auge de la caza mayor, cuando se levantó un hospedaje para cazadores que actualmente tiene capacidad para 16 personas.

Naicó 02

Las ruinas de la iglesia, los galpones donde se hacían las matinés y se proyectaban películas, dan testimonio de una comunidad que sembraba, criaba animales y se movía en bloque. Las historias quedan marcadas en las paredes en ruinas de los pocos edificios que aún quedan en pie, luego de fuertes vientos y el salitre que no da tregua al paso del tiempo.

Jessica brinda recorridos a sus huéspedes en un circuito lleno de anécdotas que fue recopilando. Desde la cocina se esmeran para ofrecer una experiencia rural completa a extranjeros, familias y jinetes que van llegando a disfrutar del lugar cada año.

Sin dudas, este paraíso lleno de ruidos naturales ofrece todos los condimentos del turismo de estancias en combinación con la quietud pampeana y la hospitalidad de la gente de campo con sus sabores e historias.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar