Contactó una mujer por servicios sexuales, se dio cuenta que era víctima de trata y lo denunció

Justicia 19 de octubre de 2021 Por InformateSalta
abuso-sexual-infantil

A raíz de la acusación presentada por el fiscal general Eduardo José Villalba, el juez federal de Garantías N°1 de Salta, Julio Bavio, formalizó la investigación penal contra una pareja por trata de personas con fines de explotación sexual. La Unidad Fiscal Salta, articuló medidas de asistencia y contención con la Defensoría de la Víctima y organismos provinciales.

A pedido de la fiscalía, se dispuso la prisión preventiva de las personas acusadas, quienes fueron detenidas el 14 de octubre, en dos allanamientos realizados en el marco del caso. Al presentar el caso, la auxiliar fiscal Roxana Gual explicó al juez que la investigación se inició a partir de una denuncia realizada por un cliente de los servicios sexuales. Esta persona reveló que una joven víctima padecía una discapacidad, por esto indagó sobre su vida y pudo conocer que era explotada por una mujer conocida como “la madrina”.


Stella Maris CorbachoSalta, una de las provincias con mayor cantidad de denuncias por trata de persona

“La denuncia se hizo el 29 de junio pasado, lo que motivó no sólo el inicio de las actuaciones penales del caso, sino también una serie de medidas de asistencia y contención hacia la víctima, lo que se articuló junto al Polo de la Mujer, la Defensoría General de la Víctima y la Unidad Fiscal Salta”, contó Gual.

Por siete años, la víctima sufrió y padeció a manos de los acusados, quienes prácticamente la cosificaron”, dijo Villalba.

La joven era obligada a realizar servicios sexuales a clientes que se contactaban primero con los acusados, quienes publicitaban a la mujer en un sitio web de “encuentros sexuales”. Esta situación inició en 2013 y se extendió en el tiempo debido a la vulnerabilidad de la víctima, quien padece un retraso madurativo moderado.

Destacó que la joven era trasladada hasta diferentes hoteles de Salta y Jujuy donde se realizaban las citas “score”. Además era controlada mediante llamados a un teléfono celular.

Se pudo saber, que durante alrededor de un mes, la trasladaron a Santa Cruz, Bolivia donde fue explotada sexualmente. Como resultado de la investigación, se secuestró ropa erótica, lencería, preservativos, nueve teléfonos celulares y una computadora, entre otros elementos.

Tras varios meses de tratamiento, la víctima contó como fue captada. Proviene de una localidad del interior, donde luego de una tragedia comenzó a sufrir violencia y abusos, por esto decidió trasladarse a la Capital. Cuándo llegó, conoció a los acusados, quienes le ofrecieron trabajo como niñera, pero algunos meses después la obligaron a cumplir con los servicios sexuales. En su tiempo libre debía realizar tareas domésticas y cuidar a los hijos de la pareja.

Por esto se imputó a los acusados por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual y solicitó autorización para avanzar con peritajes técnicos del material secuestrado.

La defensa de los acusados, trató de minimizar los hechos y rechazó cualquier posibilidad de entorpecimiento por parte de sus defendidos, de quienes resaltó la ausencia de antecedentes y su comportamiento luego de ser detenidos.

El juez Bavio, dispuso la formalización del caso, la prisión preventiva de los acusados y autorizó los peritajes solicitados.

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar