Préstamo para autónomos: ¿cómo aplicar?

Sociedad 20 de septiembre de 2022
préstamos para autónomos

¿Qué es el préstamo para autónomos?

El préstamo para autónomos es un trámite que se realiza con la finalidad de otorgar créditos a personas que no son trabajadores por cuenta ajena; por lo tanto, estas personas no cuentan con una justificación de sus ingresos fijos en forma de nómina.

Al ser la nómina un requisito prácticamente indispensable para otorgar créditos, este tipo de créditos facilita el proceso para aquellas personas que carecen de una.

Son realizados por entidades financieras que evalúan cada caso en particular y determinan el riesgo de otorgar dicho crédito. Al final, si se cumplen los requisitos mínimos, la persona autónoma recibe el monto acordado.

¿Qué problemas suele resolver la solicitud de un préstamo para autónomos?

Ser autónomo en España es un gran impedimento para recibir créditos de entidades financieras; la mayoría de las veces requiere de muchos requisitos, entre ellos la nómina o un aval.

Por lo tanto, una persona que trabaje por su cuenta o tenga un negocio propio puede encontrar difícil encontrar fondos de financiación.

La solicitud de un préstamo para autónomos puede resolver esta barrera legal y administrativa ya que agiliza el proceso y lo hace menos complicado. Al prescindir de la nómina el prestatario puede aumentar sus probabilidades de recibir un crédito siempre que justifique el importe.

Gracias a este tipo de créditos, el cliente puede tener el capital suficiente para iniciar una empresa, aportarle liquidez, realizar pagos o renovar su material de trabajo.

Otro problema que suele resolver este tipo de créditos rápidos es que se adaptan mejor a cada cliente; y es que este puede elegir el monto, así como la forma y el tiempo de pago, lo cual facilita la devolución de la deuda.

El préstamo para autónomos sin nómina de hecho apoya la formación de nuevos emprendimientos que a su vez mejoren la economía nacional.

¿Cuál es el importe máximo que puede solicitar un autónomo?
 
No es posible dar una respuesta concreta ya que cada solicitante posee necesidades diferentes y sus capacidades de devolución también son diferentes. La entidad financiera evaluará cada caso particular y definirá el nivel de riesgo en función de la información crediticia del solicitante.

Los préstamos para autónomos sin nómina ni aval suelen otorgar créditos por cantidades menos elevadas que las dadas por bancos; pero a su vez este proceso es mucho más rápido, con menos pasos y menos requisitos.

Algo que también incidirá en el monto máximo que se pueda solicitar es el tipo de préstamo para autónomo que se utilice; o bien, la entidad prestamista que reciba la solicitud.

¿Cuál es el interés del préstamo autónomo?
 
El préstamo para autónomos sin aval tiene intereses variables en la mayoría de los casos, suelen ser un poco más elevados que los créditos bancarios.

Esto obedece al nivel de riesgo de conceder préstamos rápidos y sin mucha documentación presentada por parte del solicitante.

Con todo, la tasa de interés del préstamo para autónomos sin nómina va a depender de factores como el monto solicitado y el tiempo de pago. Además, cada entidad prestamista tendrá la potestad de definir la tasa de interés que le parezca más conveniente.

Por lo tanto, se recomienda que antes de hacer una solicitud se haga primero una comparativa entre las diferentes ofertas.

 ¿Cuáles son las condiciones para solicitar un préstamo autónomo?
 
Para poder solicitar un préstamo para autónomos sin nómina ni aval es importante conocer las condiciones del servicio para que no surjan problemas posteriormente.

Brevemente listamos las principales condiciones:

- Para que aprueben este tipo de crédito es imperativo no encontrarse en registros o ficheros de morosos como ASNEF o RAI. El estarlo muchas veces pone trabas al proceso de aprobación de los mismos.

- El solicitante debe presentar un plan de negocios, es decir, una descripción completa de cómo se usará el dinero para financiar su emprendimiento. La entidad prestamista evaluará el plan de negocios para determinar su viabilidad.

- En todos los casos los créditos se aprobarán cuando el solicitante tenga capacidad para devolver el préstamo. Esto implicará la verificación de los registros crediticios del solicitante, así como el análisis de sus finanzas personales.

- En algunos casos la entidad prestamista para conceder el préstamo solicitará documentación extra; de ser así se informará a la persona de los pasos a seguir.

¿Puedo solicitar un préstamo estando en ASNEF?  
 
Conceder un préstamo para autónomos con ASNEF no es lo usual pero tampoco es imposible.

Si el solicitante se encuentra en los ficheros de morosos deberá asegurarse de buscar una entidad prestamista que conceda créditos con ASNEF.

Aunque la persona esté en estos registros, si tiene capacidad para devolver el préstamo, tiene avales o justifica bien el préstamo, puede recibirlo.

Sin embargo, cada entidad prestamista decidirá bajo su criterio si acepta o no conceder un préstamo para autónomos con ASNEF. Por lo tanto, no hay forma de garantizar que el solicitante con toda seguridad podrá recibir el sello de aprobación a su solicitud.

¿Puedo solicitarlo sin aval?

Muchas entidades financieras exigen tener a una tercera persona como aval para garantizar el pago de la deuda en caso de que el solicitante no pueda asumirlo.

Sin embargo, cada vez es más común que se conceda un préstamo para autónomos sin aval si las circunstancias lo permiten.

Comparar las diferentes entidades prestamistas, así como los distintos tipos de crédito para autónomos te permitirá saber en cuál no necesitas un aval.

Ten en cuenta de igual forma que los créditos sin aval suelen tener montos relativamente más bajos que los que sí los tienen.

Ventajas de préstamos para autónomos
 
- Estos créditos para autónomos están diseñados especialmente para financiar a particulares en sus emprendimientos; por lo tanto, las condiciones que se adecuan mejor a sus necesidades.

- Estos préstamos no suelen necesitar tantos requisitos para ser aprobados. Algunas entidades prestamistas no requieren de avales ni nóminas a la hora de enviar las solicitudes.

- Estos créditos suelen solicitarse y aprobarse de forma totalmente online, lo que facilita el proceso y agiliza la concesión del préstamo.

- Existen muchos tipos de préstamos como las líneas de crédito para autónomos o los préstamos a plazos para autónomos; el solicitante puede comparar y elegir la mejor opción en su caso particular.

- Algunas entidades prestamistas pueden conceder préstamos para autónomos con ASNEF, lo que no suelen hacer los créditos bancarios.

- En algunos casos la aprobación de las solicitudes de préstamo se realiza dentro de las primeras 24 horas.

Desventajas de los préstamos para autónomos
 

- Solicitar un préstamo para autónomos sin nómina ni aval es un trámite de alto riesgo para las entidades prestamistas; por lo tanto, las probabilidades de rechazo pueden ser altas.

- Los montos que se conceden a los autónomos no pueden ser elevados teniendo en cuenta que no cuentan con una nómina.

- Los intereses en este tipo de préstamos pueden resultar más elevados, y se elevan aún más si se incurre en morosidad.

- Una persona puede ser rechazada varias veces antes de recibir la aprobación para el crédito.

- El solicitante debe ser capaz de justificar la finalidad del préstamo, para qué usará el dinero y que tiene capacidad para pagarlo; de lo contrario el crédito puede ser fácilmente rechazado.

- Si el solicitante no cumple con los pagos, dicho incumplimiento será registrado en su información crediticia. Como resultado no podrá optar por créditos en ninguna de las entidades financieras asociadas.

 Tipos de préstamos para autónomos
 
1. Minicrédito online 

 Es un tipo de crédito para autónomos que se caracteriza por su rapidez y la facilidad de su tramitación.

 Los minicréditos conceden montos bajos que en la mayoría de los casos apenas superan los 1.000€.

Sin embargo, estos préstamos tampoco suelen requerir demasiada documentación y tienen tasas de aprobación más altas.

Los minicréditos se procesan exclusivamente de forma online rellenando un formulario web para formalizar la solicitud.  

Una vez aprobado o no se notifica inmediatamente de la misma forma al solicitante.

 2. Líneas de crédito para autónomos 

Este tipo de créditos tiene la finalidad de ofrecer liquidez constante para solventar las necesidades del autónomo durante un tiempo establecido.

A diferencia de un préstamo, las líneas de crédito para autónomos no dan la totalidad del monto de una sola vez; más bien, otorgan flexibilidad al cliente para usarlo según lo vaya necesitando.

De esta forma, la persona sólo usará el monto que realmente necesite, y pagará sólo el interés que se desprenda de esos importes.

Por lo general, las líneas de crédito se utilizan a través de cuentas de crédito o, en su defecto, tarjetas de crédito.

3. Préstamos con o sin aval

Los préstamos con aval exigen al autónomo presentar a una persona dispuesta a cubrir el pago de las cuotas en caso de que éste no pueda cumplirlo. Las entidades bancarias suelen pedir avales para asegurarse de que sin importar las circunstancias, el dinero será devuelto.

Sin embargo, es posible recibir un préstamo para autónomos sin aval, se prescinde de este requisito. Como resultado es más fácil que una solicitud sea aprobada, pero eso puede significar que los montos sean menores y los intereses más elevados.

En cada caso, la entidad financiera especificará los términos del crédito que está otorgando.

 4. Préstamos ICO para autónomos

Estos son préstamos que otorgan las entidades financieras con los fondos del Instituto de Crédito Oficial; los cuales se utilizan para financiar las actividades de las personas autónomas en función de sus emprendimientos.

Los préstamos ICO están pensados para apoyar al sector empresarial y eliminar en gran medida las trabas que ponen los bancos a la hora de dar créditos.

No importa el tamaño de la empresa, su antigüedad o el sector en donde se desarrolle la actividad para poder solicitar un préstamo ICO para autónomos; también suelen brindar facilidades de pago a los prestatarios.

Este tipo de préstamos es uno de los preferidos y más solicitados por los autónomos en España.

5. Préstamos a plazos 

Los préstamos a plazos para autónomos son aquellos que para su devolución requieren del pago de cuotas mensuales invariables.

En otras palabras, una vez aprobado el crédito, la persona se compromete a devolver la cantidad adeudada en forma de pagos mensuales. Las cantidades no varían porque estos préstamos tienen intereses fijos, así que todos los meses se pagará el mismo monto.

Muchas entidades prestamistas otorgan préstamos a plazos para autónomos ya que son una forma de recuperar más rápido su inversión. Y para el autónomo, el hecho de que no suban los intereses le permite pagar la deuda con mayor comodidad.

 

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar