Para bajar el rojo, el PAMI renegocia acuerdos con sanatorios y laboratorios

Nacional 29 de abril de 2017
La obra social más grande del país pierde $ 900 millones mensuales; tensas negociaciones con la industria

El PAMI está perdiendo este año unos $ 900 millones al mes. Con la intención de achicar el rojo, la nueva conducción a cargo de Sergio Casinotti decidió rescindir todos los contratos con sanatorios y laboratorios que hace apenas dos meses había firmado su antecesor, Carlos Regazzoni.

En la semana, el PAMI ya empezó a enviar cartas documento a laboratorios y clínicas confirmándoles la decisión, lo que generó gran revuelo en el sector. "Creemos que se pueden ajustar los costos entre un 15 y 20% sin necesidad de modificar las prestaciones", aseguraron a La Nación fuentes de la obra social de jubilados y pensionados. "Acá no se piensa en reducir prestaciones, todo lo contrario. Si no que lo que el servicio que se paga se dé realmente", dijeron.

En el caso de los sanatorios, Casinotti les anticipó en una reunión esta semana que a partir de pasado mañana la idea cambiará el modelo de contratación: de pagar por servicio, PAMI comenzará a pagar un fijo por cápita, como se hizo alguna vez en el pasado. Esto se implementará en todas las provincias del país, con la excepción de Jujuy, La Pampa y toda la Patagonia.

De esta manera, el instituto de servicios sociales para jubilados y pensionados espera evitar casos de sobrefacturación. Una primera auditoría habría detectado que podría haber un 17% de ahorro -lo que equivale a unos $ 200 millones mensuales- sólo por un mejor control de los pagos a clínicas y sanatorios. En el PAMI tendrían hasta identificadas las empresas que se dedicaban a generar facturas apócrifas para abultar las cobranzas de prestadores, según se deslizó en la reunión con los representantes de sanatorios y clínicas.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar