Fue golpeado por policías al intentar defenderse de una patota

Policiales 26 de mayo de 2014
El entrenador del equipo de rugby “Los Mayuatitos”, Oscar Bazán, fue golpeado por efectivos policiales al intervenir en una pelea. Desde la fuerza, ya tomaron medidas con los responsables.

Cuando la ambulancia llegó al lugar, el hombre tenía la cara prácticamente desfigurada. Estaba vestido con una remera y ropa interior ya que, cuando escuchó ruidos y vio que el cuida coches era golpeado, él se encontraba durmiendo, antes de intervenir. Cuando llegó la policía, la patota huyó.

En comunicación con Canal 9, Bazán contó que el hecho sucedió en la madrugada del pasado domingo, afuera de su domicilio, en la intersección de calles Necochea y Zuviría.

Al sentir ruidos de golpes, gritos, bocinazos, vieron que una patota de 6 o 7 chicos estaba golpeando a un cuidador de coches, al frente de su casa; en ese momento, Oscar intentó sostener a uno de los jóvenes para apartarlo y comenzaron a golpearlo, “pero eso duró, no sé, 8 segundos porque, de golpe, sentí como que se me vino una tromba encima, me empezaron a golpear y yo, la verdad, pensé que eran más de los patoteros con palos. En ese momento, pensé ´me matan´. Y me tiraron al piso y me siguieron golpeando”, contó el hombre.

Después, se despertó su hijo, cruzó la calle y, al intentar defenderlo, también fue golpeado, hasta que salió su esposa y pidió que por favor pararan. “Cuando miro, eran policías. No entendía nada, no podía creer”.

“No me dieron ninguna explicación, se quedaron mudos a un costado. Mi esposa les preguntó por qué me golpearon, les pidió sus nombres y no le quisieron dar”, manifestó Bazán. Luego, agregó que “lo peor de todo fue que yo tenía la cabeza ensangrentada y, cuando logré reponerme, me acerqué a hablar con ellos, les pregunté dónde estaban los patoteros y ya no había nadie; quedó solo el chico que cobra el estacionamiento en la cuadra, tirado en el piso. Los patoteros se fueron tranquilos. Y los que me golpearon eran efectivos de Infantería”, aseguró el damnificado.

Luego del hecho, llegó una ambulancia y asistió a Bazán y al chico cuida coches. “Todavía no hice la denuncia porque, la verdad, me sentía muy mal por los golpes”, explicó Bazán.

“A mí, esto me pone muy mal porque, evidentemente, la policía es gente que trabaja, que tiene familia y que, por ahí, sacrifica su tiempo, como es quizás esa noche, recorriendo la ciudad toda la madrugada. Pero creo que tienen que tener un poquito de discernimiento, más con la experiencia que tienen, porque éramos, en total 7 personas, y bajaron 4 o 5 policías del camión”.

SancionesDesde prensa de la Policía se informó que fueron identificados los efectivos que se excedieron en el uso de sus facultades durante ese operativo, por lo que fueron separados de la fuerza hasta tanto se investiguen los hechos.

Fuente: Canal 11

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar