En la plaza Manuel Belgrano se rindió homenaje al héroe nacional y se recordó sus valores

Gobierno 20 de febrero de 2014
El Gobernador rindió homenaje al General Belgrano, cuyas tropas promovieron la independencia nacional. Junto a otras autoridades, se hizo entrega de ofrenda floral y se resaltaron los valores del héroe.

El gobernador Juan Manuel Urtubey esta mañana rindió homenaje al héroe nacional, general Manuel Belgrano, que el 20 de Febrero de 1813 condujo a las tropas patriotas a la victoria en la histórica Batalla de Salta, jornada fundamental para obtener la independencia nacional.

Las actividades en la plaza Manuel Belgrano comenzaron con el izamiento Pabellón Nacional y Bandera de Salta frente al edificio de Jefatura de Policía y luego donde se encuentra el monumento al héroe nacional se entonaron las estrofas del Himno Nacional y en nombre del pueblo salteño, el gobernador Urtubey depositó una ofrenda floral.

Tras un toque de silencio, el presidente del Instituto Belgraniano de Salta, Jorge Amado Skaff manifestó que “junto a su pueblo, tropa y el deseo irresistible de libertad, Belgrano obtuvo esta victoria que nos engrandece”.

“Héroes de esta talla renunciaron a privilegios y lujos para lanzarse a obtener esa libertad tan preciada, no es casualidad sino causalidad de los valores que tenían”, expresó destacando también la figura del Martín Miguel de Güemes.

Participaron en el inicio de los actos centrales, el vicegobernador Andrés Zottos; el senador nacional Rodolfo Urtubey; los diputados nacionales Pablo Kosiner y Cristina Fiore; el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy; el intendente de Salta, Miguel Isa; el comandante de la V Brigada de Montaña, Juan Rodolfo Brocca; y el presidente del Foro de Intendentes, Sergio Ramos.

También estuvieron el secretario general de la Gobernación, Simón Padrós y Ministros del Poder Ejecutivo provincial, además del presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Posadas; y el procurador general, Pablo López Viñals.

Datos históricos


Luego del glorioso hecho de armas cumplido victoriosamente por los patriotas en Tucumán, Belgrano se abocó a la reorganización, instrucción y reclutamiento de nuevos efectivos, para mejorar la situación de su ejército a través de cuatro meses de intensa labor en Tucumán.

El 12 de enero de 1813 inició la marcha del Ejército Patriota hacia Salta y el 13 de febrero Belgrano decide hacer jurar fidelidad a la Asamblea del Año XIII frente a la bandera creada en Rosario, acto que se desarrolló en el río Pasaje y, que tras ese momento pasó a llamarse Juramento.

El general realista Pío Tristán con casi cuatro mil hombres, espera en Salta a Manuel Belgrano. Los patriotas amagan atacar por el este, pero luego de una azarosa marcha por Chachapoyas, conducidos por uno de los mejores asesores de Belgrano, José Apolinario “Chocolate” Saravia, aparecen por el norte aislando de esta manera a Tristán de sus bases.

El 20 de febrero de 1813 obtuvo la rendición de Tristán en la Batalla de Salta. El general realista pidió la capitulación en momentos en que Belgrano se proponía ordenar el asalto final, y los casi seiscientos muertos de ambos bandos fueron enterrados en una fosa común, bajo la cruz que Belgrano hizo colocar con la leyenda “A los Vencedores y Vencidos”.

El ejército realista dejó en el campo cuatrocientos ochenta y un muertos, ciento catorce heridos, diecisiete jefes y oficiales prisioneros, dos mil setecientos sesenta y seis rendidos, entre ellos cinco altos oficiales y tres de menor rango; diez cañones, y dos mil ciento ochenta fusiles. Mientras que el ejército de Belgrano dejó ciento trece muertos y cuatrocientos treinta y tres heridos.

Fuente: Prensa Gobierno de Salta

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar