Escándalo: 15 policías ebrios fueron multados por formar parte de una fiesta clandestina

Policiales 21 de agosto de 2021 Por InformateSalta
estres_policial

Los agarraron en una casa de Villa Angelita hoy a la madrugada, cuando vecinos llamaron al 911 para quejarse de ruidos molestos procedentes de la vivienda donde reside un joven aspirante.

En “casa de herrero, cuchillo de palo”, dicen y así parece, al menos, en las filas de la Policía de Salta, cuya Jefatura, al parecer, aún le cuesta poner orden entres los subalternos, sobre quienes descansa la importante labor de velar que las medidas sanitarias dispuestas en el marco de la pandemia se cumplan.

Hoy, según un parte policial que comenzó a circular desde temprano en las redes sociales, una patrulla de la policía respondió a un llamado de vecinos que a las 2.30 de la madrugada levantaron el teléfono para quejarse por una supuesta fiesta clandestina.

Al presentarse en la vivienda, ubicada en el pasaje Teresa de Calcuta primer cuadra, en Villa Angelita, los policías se dieron con un nutrido grupo de personas, en su mayoría varones, quienes efectivamente estaban de fiesta, pues las bebidas alcohólicas y la música a todo volumen así lo evidenciaba.


Seguridad sanitaria 02La Policía de Salta clausuró 1 local comercial y 4 fiestas clandestinas en la provincia

Esto, sin embargo, no fue lo que sorprendió a los uniformados, acostumbrados a realizar estos controles y verificar esta inconducta ciudadana a las medidas sanitarias dispuestas por el Gobierno de la Provincia a través del COE, en busca de controlar y minimizar el avance del coronavirus en la ciudad.

Lo que generó sorpresa y bronca fue que el organizador de la fiesta clandestina, según el reporte policial, era un aspirante a agente de la Policía, identificado como Albaizeta, con revista en la Dirección General de Seguridad de esa fuerza.

A ello, siguió otra escena aún más escandalosa, pues al comenzar a recorrer los ambientes de la vivienda, no sólo se pudo ver las botellas con restos de bebidas alcohólicas, sino que varios de los concurrentes tenían el corte de pelo propio de integrantes de la fuerza policial.

Al comenzar con la identificación, se pudo establecer primero la presencia en la fiesta clandestina de los agentes Carlos Chocobar y Guadalupe Ríos, como así también el aspirante a agente Diego Cáceres. El primero con revista en Caballería y los otros dos en la Dirección General de Seguridad.


invernaderoMontaron un invernadero de marihuana en Moldes y los detuvieron

Al seguir con el recorrido, ya no fue necesario pedir que se identifique, pues los mismos policías en infracción comenzaron a pararse y dar su nombre y lugar de revista. Así se identificó al oficial auxiliar Fernando Sandoval, del Destacamento Mollinedo.

Al oficial, le siguieron las agentes Nadia Leañez y Yamila Lacci, con revista en el Destacamento La Isla y el sargento Sergio López, de la Guardia de Infantería, quienes parecían cerrar la lista de efectivos que estaban fuera de la ley, entre otros de los concurrentes que estaban en la vivienda.

Y habría sido así de no ser por una joven, que no se sabe si estaba resentida o ebria, pues alertó a los policías sobre una habitación en la que se habían encerrado otro grupo de personas al percatarse de la presencia policial.

Al abrir la puerta de la pieza, los uniformados se dieron con siete personas que estaban en profundo silencio, creídas de que habían dado con el escondite ideal, pues estuvieron a poco de salir ilesos de los controles de sus camaradas.

De esa habitación, se identificó al agente Nicolás Barboza, de la Dirección General de Seguridad y a los aspirantes a agentes Daiana Alderete, Victoria Corvalán, Sofía Alvaro, Rosario Alvarado, Omar Aguirre y Yesica Casimiro.


bomberos albarracin - aeroclub saltaSe registraron más de 90 incendios forestales por las altas temperaturas

Así, se contabilizaron siete policías y ocho aspirantes, lo que suman quince representantes de la fuerza policial en clara infracción. La novedad, que contó con el ingrediente de que algunos efectivos no pudieron recordar sus números de legajos debido al estado de ebriedad que presentaban, no pasó desapercibida.

Tanto que el segundo jefe de la Unidad Regional Centro, la comisaria Eva Vilma Ríos se hizo presente en el lugar para verificar el lamentable suceso, como así también que se hayan labrado las actas de infracción del caso y los test de alcoholemia correspondientes.

El operativo culminó cerca de las 7 con un total de 24 infracciones, 15 de las cuales generaron una profunda vergüenza, pues corresponden a efectivos que revisten en la fuerza policial. Las actas se labraron por el art. 9 y 11 de la ley 8206/20 y art. 72 de la Ley 7135/01 y ART 10 Al 8206/20.

Al conocerse este lamentable incidente, desde las líneas internas de la policía comenzaron a surgir fuertes críticas que llegaron incluso a sugerir la baja para los implicados, como así también otros jefes policiales también sacaron a relucir otras fiestas que comisarios de la Plana Mayor habrían promovido en una peña ubicada a pocos metros de la central de policía.

Las críticas también alcanzaron a lo que sucede en la escuela de suboficiales de la policía, donde, al parecer, la instrucción no sería la suficiente, pues si los aspirantes ya comenzaron a delinquir, qué se espera para cuando tengan toda la autoridad en sus manos.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar