Escándalo y tristeza por la muerte de Santino, el nene que aparecía en una campaña de vacunación Nacional

Nacional 09 de noviembre de 2022
santino

En las últimas horas explotó el escándalo luego de que se diera a conocer la muerte de Santino, el nene que aparecía en una campaña de vacunación del Gobierno Nacional. Sus padres denunciaron al hospital en donde se encontraba internado por abandono.

El pequeño Santino Godoy Blanco tenía 4 años y murió en el Hospital municipal Larcade de San Miguel. El menor había protagonizado una campaña del Ministerio de Salud para promover la vacunación y eso fue lo que hizo que estallara el escándalo y la indignación entre la comunidad.

Se pudo saber que el menor hacía una semana que se sentía mal, con mucha fiebre, pero siempre que llegaba al nosocomio, lo mandaban a su casa. Durante esos días le diagnosticaron gastroenterocolitis y hasta laringitis, pero la autopsia reveló que falleció a causa de una neumonía.

Enfermedad y triste final

“Lo llevé el 2 de noviembre de la madrugada porque tenía fiebre. Le di ibuporofeno y no bajaba. Lo atendió una enfermera, quería que lo viera una pediatra”, reveló Agustina Blanco, madre del niño en diálogo con medios de comunicación.

“Pasaron dos horas para que bajara la fiebre. Una doctora dijo que era un cuadro viral. Volvimos a casa y empezó a vomitar”, continuó. Luego, le dieron Reliveran, pero como no mejoraba, a las 17 del mismo día volvió: “Santino no hacía pis y lo sabían todos. Tenía una infección urinaria”.

“Pedí un análisis de sangre y me dijeron que no, que era un cuadro viral. Santi siguió mal todo el jueves. Siguió vomitando, estaba débil y no comía”, contó desesperada la señora.

"Lo llevé a upa corriendo a shock"

“Pasaron 10 minutos y la enfermera estaba sentada con un papel que decía que Santi precisaba oxígeno”, señaló la mamá. “Vino con tres saturómetros y ninguno funcionaba. Ya estaba más frío. Lo llevé a upa corriendo a shock. Trataron de reanimarlo una hora y media”, contó entre lágrimas.Sin embargo, Santino murió y Agustina aseguró: “No voy a parar hasta que saquen a los médicos que atendieron a mi hijo”.
“Pasaron 10 minutos y la enfermera estaba sentada con un papel que decía que Santi precisaba oxígeno”, señaló la mamá. “Vino con tres saturómetros y ninguno funcionaba. Ya estaba más frío. Lo llevé a upa corriendo a shock. Trataron de reanimarlo una hora y media”, contó entre lágrimas.

Sin embargo, Santino murió y Agustina aseguró: “No voy a parar hasta que saquen a los médicos que atendieron a mi hijo”,

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar