Estudiantes y docentes de la UCASAL se ofrecen para hacer compras a los que lo necesiten

Sociedad 03 de abril de 2020
“Uniendo generaciones” es el lema que identifica a esta propuesta mediante la cual más de 100 voluntarios pertenecientes a la comunidad educativa de UCASAL ayudan a vecinos que precisen hacer compras de primera necesidad y no puedan hacerlo.
super comercio canasta basica compras

Muchas son las personas que se ven reducidas en su movilidad, o que por cuestiones de salud, no pueden realizar sus compras de primera necesidad. Ante este panorama, más de 100 voluntarios de la comunidad educativa de la Universidad Católica de Salta se ofrecieron a hacer las compras a los vecinos que lo necesiten mientras dure la cuarentena.

La propuesta surgió como una convocatoria virtual, a través de formularios que se publicaron en todos los medios de la universidad. "Uniendo generaciones", es el lema que identifica la movida que llevan adelante tanto estudiantes, como personal administrativo y docentes.

Desde el pasado lunes, las inscripciones fueron en ascenso, sumándose personas de diferentes barrios de la ciudad y otras localidades, como Campo Santo, Gral. Güemes, San Antonio de los Cobres, Metán, Rosario de Lerma, El Carril y Rosario de la Frontera.

Como la comunidad educativa de la Ucasal abarca a toda la provincia, quienes se fueron a pasar la cuarentena a sus ciudades o pueblos de origen se inscribieron desde allí.

Ahora, desde la universidad buscan a personas que necesiten ayuda para realizar las compras de alimentos y medicamentos, entre otros insumos básicos. Dentro de este grupo prioritario, apuntan a asistir a adultos mayores, embarazadas, familias monoparentales, que no puedan dejar a los niños para salir a hacer compras; personas con algún problema de salud, entre otras.

Compras
Quienes quieran recibir esta ayuda pueden contactarse por teléfono con Betsabé Cancinos (3876836057), Sofía García (4392456) o Silvina López (3876831995). Ellas les pedirán a cada uno nombre, apellido, número de DNI, domicilio, barrio y el tipo de compras que precisan.

A medida que la gente se vaya anotando, se ubicará a los voluntarios que viven en las cercanías para coordinar la asistencia.

Permiso para circular

Guillermo Arroyo, parte del vicerrectorado de Formación de la Ucasal en el área de Pastoral Universitaria, aseguró que los voluntarios podrán circular para hacer las compras de los vecinos que lo necesiten, ya que uno de los artículos del decreto nacional prevé la posibilidad de transitar por la calle para ayudar a quienes integran los grupos de riesgo. "En este aspecto, no violamos ninguna normativa", planteó.

Como la mayoría de las personas vinculadas con la Ucasal tienen entre 20 y 30 años de edad y gozan de buen estado de salud, están en condiciones de ayudar a quienes integran los grupos de riesgo frente al coronavirus o a quienes tienen alguna situación de vulnerabilidad.

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar