La transformación del Mercado Vaquereño: ¿Cómo fue su adaptación para seguir funcionando?

Sociedad 12 de mayo de 2020
Ante la imposibilidad de montar sus puestos en la Canchita Pérez, los feriantes ofrecen sus productos por redes para armar pedidos y coordinar su entrega. “Seguimos con esta modalidad mientras vamos repensando cómo se puede volver a la feria”, señalan.
mercado vaquereño 2

La soledad de la Canchita Pérez de Vaqueros es evidente para quienes sábado a sábado se acercaban a disfrutar de la oferta cultural, comercial y de formación y debate que ofrecía el Mercado Vaquereño. 

Este espacio que se encuentra próximo a cumplir 6 años también tuvo que sortear las adversidades que trajo la pandemia. Al conocerse la medida que prohibía las ferias y los eventos de aglomeración, el Mercado Vaquereño tuvo que poner toda su voluntad para pensar la mejor manera de adaptarse a estos cambios.

En este sentido, InformateSalta dialogó con Mariana Macazaga, una de las tantas feriantes que nutría el Mercado. Al respecto, Mariana nos señaló: “Inmediatamente que se dictó la medida del aislamiento lo que hicimos fue armar una lista de productos para la gente de dentro del municipio y después pudimos ir ampliándonos para abarcar todo el departamento, que ese es el espíritu del mercado”.


“La respuesta de la gente fue super buena y por sobretodo, muy alentadora, fue un empujón para seguir, sin discutir que cayeron las ventas para todos”


“Al no poder montar el mercado, estábamos expuestos a comercializar así. Se hizo un listado que comenzó a circular por las redes para que las personas hagan sus pedidos. Pusimos un punto de entrega concreto, con hora determinada para que no se amontone la gente y así fue la reorganización del mercado”, profundiza Mariana, reconociendo que esta adaptación significó ir ensamblándose de otra manera y proponiendo otra dinámica de trabajo colectivo. A partir de esto pudieron seguir ofreciendo medicina, cosmética, alimentos e incluso barbijos: “fuimos viendo qué iba pidiendo la gente”, dice. 

Recordando el espíritu del Mercado, Mariana nos dice que la propuesta del espacio no era solo vender y comercializar productos, sino que siempre acercaron a la comunidad propuestas culturales, de formación y de debate que aún deberán echarse de menos un tiempo más hasta que se pueda volver a montar el predio. Por ahora, mantienen la dinámica de pedidos.


“Seguimos en esa modalidad, respetando las normas de bioseguridad que hacen falta en este contexto y mientras tanto vamos repensando cómo se puede volver pero eso está un poquitito verde todavía”


¿Cómo hago mi pedido?

Si bien inicialmente esta propuesta remota de pedidos y entrega se hacía dos veces por semana, ahora volvieron a hacerlo exclusivamente los días sábados, coincidiendo con los días que se montaba la feria. “Inicialmente funcionábamos dos veces por semana para organizarnos bien y ahora como hay otra cadencia en tiempos volvimos a los sábados que es nuestro día habitual”, explica la feriante.

En este sentido, los interesados pueden consultar las redes del Mercado Vaquereño, fundamentalmente su cuenta de Facebook donde figuran los productos que ofrecen y explican la dinámica de entrega, siempre teniendo en cuenta que son los días sábados. 

Diálogos con la Municipalidad

Si bien en Capital se fueron habilitando y flexibilizando ciertas actividades, como el comercio, en Vaqueros aun no se charló la posibilidad de que el Mercado vuelva a la Canchita Pérez. “Es algo que recién se está empezando a discutir y todavía no tuvimos contacto con la gente del municipio para ver esos avances”, finaliza Mariana. 

Mientras, el Mercado trabaja en un portal que permita la venta online de manera ágil y permanente, pero es algo que aún está en preparación. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar