Con una dura carta, un sacerdote pidió que “no le quiten” el Milagro a los salteños

El Milagro en Salta 08 de septiembre de 2020
Se trata del padre Julio Abraham quien, en la epístola dirigida a monseñor Cargnello, lo instó a no dejar que el Gobierno ni la pandemia impidan la fiesta de fe a la gente. “No se deje embaucar”, clamó.
padre abraham

Días atrás el padre Julio Abraham se volvió noticia a raíz de unos controversiales dichos que tomaron repercusión nacional inclusive, al considerar la cuarentena preventiva contra el coronavirus como “una dictadura” manifestándose en contra de la misma.

Ahora, el sacerdote le escribió una “carta abierta” a monseñor Mario Cargnello, instándole a no dejar que ni el Gobierno ni la pandemia le quiten al pueblo salteño su máxima fiesta de fe, como así que el arzobispo no impida la celebración con el Señor y la Virgen del Milagro.

Le pido por favor que no ceda a las presiones del gobierno para clausurarnos también el Milagro”, es una de las primeras expresiones del religioso en su carta, criticando al accionar del Ejecutivo provincial al enfrentar la pandemia.

vallado retenes milagro centro catedral

“El Milagro no es de su propiedad, ni del gobierno; ya demasiado daño le hemos hecho al Milagro y a la fe: hemos perdido la enseñanza religiosa en las escuelas, hemos perdido la peregrinación de las escuelas a la Catedral, hemos perdido el valioso aporte cultural y religioso de la novena original por una traducción mal hecha que Ud. se empeña en mantener”, le reprendió Abraham a Cargnello.


“Por favor, no se deje embaucar por el verso de los políticos”


En otra parte de la carta, el padre considera que el problema de los contagios que se están registrando “no es por la Iglesia, ni por el Milagro, es por el día del amigo. el día del padre y el día del niño que fueron un descontrol y por todos los subsidios, que son un descontrol en su cobro por el centro y los bancos no se cierran”.

Dicho esto solicitó que la celebración del Milagro prosiga, dado que “es esencial vivirla en comunidad y no esconderla en la casa, lo primero que nos dijo el Señor del Milagro a los salteños es ‘sáquenme por las calles’”, en referencia a los hechos ocurrido hace más de 400 años que dieron origen al culto.

Finalmente, Abraham argumentó que hay una intencionalidad detrás del intento de “prohibir” el Milagro a la gente que no tiene que ver con la realidad sanitaria, sino de “es dar un golpe mortal a la cabeza de la fe de Salta, de allí el silencio cómplice de tantos que están en contra de la fe (…), es una vergüenza lo que ha hecho Salta, no seamos cómplices, la historia nos va a juzgar, lo va a juzgar”, concluyó.


"El día 15 saquemos las Imágenes con las calles valladas"


Las que no te podes perder