Miguel Ángel Russo rompió el silencio y habló acerca de su salida de Boca

Deportes 08 de septiembre de 2021
russo

Miguel Ángel Russo, el último entrenador que pudo levantar la Copa Libertadores en Boca, regresó al club de la mano de Juan Román Riquelme. En su segundo ciclo en el club de La Ribera conquistó una Superliga Argentina y una Copa de la Liga Profesional; sin embargo, el mal andar del equipo en la actual torneo local aceleraron su salida de la institución.

En diálogo con más de 150 estudiantes del ISEC, institución orientada a la formación de profesionales en carreras vinculadas al periodismo, el experimentado director técnico se refirió a su marcha del Xeneize y contó detalles sobre cómo era su vínculo con el vicepresidente y Sebastián Battaglia, por ese entonces encargado de la Reserva.

"Estoy agradecido a las autoridades del club por la oportunidad que me dieron y no tengo más que los mejores deseos para el futuro", comenzó su relato el ex Estudiantes de La Plata, Vélez, Lanús, Rosario Central, San Lorenzo y Racing, entre otros. El inicio del segundo semestre del 2021 terminó marcando la salida de la entidad azul y oro, pese a eliminar a River de la Copa Argentina. Quedó afuera en octavos de final de la Copa Libertadores a manos de Atlético Mineiro y figuraba en la penúltima colocación en la tabla de la Liga Profesional, con solamente cuatro unidades.

Luego se refirió a su relación con quien luego se convirtió en su reemplazante. "Con Sebastián hablábamos constantemente por cuestiones relacionadas al club, las charlas siempre fueron positivas". Con la llegada del jugador más ganador de Boca, el equipo escaló varias posiciones. Cosechó tres victorias (Patronato, Platense y Rosario Central) y una igualdad (Racing), lo que le permite ostentar 14 unidades, seis menos que los líderes Talleres y Lanús.

"Román entendía todo a la perfección, además tenía el plus que jugaba para el equipo de sus amores", comentó Russo al hacer foco en Riquelme. Juntos, por ejemplo, ganaron la Copa Libertadores de 2007.

El entrenador también fue consultado sobre algunos de los clásicos que le tocó dirigir a lo largo de su carrera: "Boca vs River es reconocido mundialmente, Rosario Central vs Newells no considero que sea el más picante pero creo que la ciudad es una antes del partido y otra el día después".

Para culminar, el técnico dejó la puerta abierta a la posibilidad de tomar las riendas de la selección de Venezuela: "Obvio que estar en una selección es lo máximo y seduce, pero el tiempo dirá. Estoy disfrutando de mis amigos, familia y charlas futboleras".

La Vinotinto, que mañana visitará a Paraguay, tras ocho jornadas figura en la última posición en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022. Hasta el momento, Venezuela nunca pudo clasificar a la cita máxima del fútbol.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar