A un año de su detención Lautaro Teruel sigue esperando fecha de juicio

Justicia 25 de enero de 2021
juzgado salon grandes juicios

En mayo de 2019 se conoció la denuncia de supuesto abuso sexual donde se encuentra imputado Lautaro Teruel. La madre de una menor fue quien radicó la denuncia policial por el supuesto hecho. Tras la investigación, el joven se encuentra detenido e imputado. 

Hoy al cabo de un año y 8 meses de su detención se conoció un nuevo fallo que dejó al acusado más cerca del juicio, el que podría desarrollarse en este año. Como consecuencia de este fallo, Lautaro Teruel podría ser trasladado desde la Alcaidía Judicial a la Unidad Carcelaria de Villa Las Rosas.

El fallo en cuestión fue dictado por el juez de la Sala II del Tribunal de Impugnación, Eduardo Barrionuevo, quien decidió rechazar dos recursos de apelación interpuestos por la defensa de Teruel, y así confirmó la ampliación de la acusación penal, informa Nuevo Diario.

El Juez Barrionuevo rechazó otro planteo que buscaba anular los archivos de audio aportados por la denunciante, como prueba contra Teruel, quien está detenido desde mayo de 2019 con prisión preventiva por supuestos delitos de abuso sexual.

Respecto al primer incidente planteado por la defensa, desde el Poder Judicial informó a Nuevo Diario que Barrionuevo entendió: “No corresponde al magistrado interviniente efectuar una valoración de los elementos de convicción desde el primer decreto de citación a audiencia de imputación y su ampliación, ni establecer el nexo lógico entre las premisas y las conclusiones. En caso de suceder de esta manera sería el juez quien realice la acusación cuando antes el sistema aseguró al justiciable su imparcialidad”.

ciudad judicial

Agregó que “la manera en que el fiscal realiza su investigación y la calificación del hecho denunciado, le compete exclusivamente a este órgano acusador". 

Sobre la apelación interpuesta en torno a la supuesta ilegalidad de los archivos de audio aportados como prueba por la querella, el juez Barrionuevo dijo: “En el caso en cuestión, no es un tercero el que intercepta la conversación, sino que es la destinataria del mensaje emitido, y es ella quien decide qué hacer con el mismo".

Se trataría entonces de una grabación legal, pues habría sido hecha en un ámbito donde no había expectativa de reserva, ya que, la víctima no es profesional de la salud, ni ministro de culto, abogado, etcétera.  

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar