Frontera norte: "Hay muchos pasos no habilitados que se usan para el contrabando"

CNN Salta 08 de julio de 2021 Por InformateSalta
aguaray

Un operativo realizado ese martes en el norte provincial, el cual contó con la participación de efectivos de Gendarmería que llegaron desde la provincia de Tucumán, concluyó con la detención del jefe del Escuadrón 54 con asiento en Aguaray, Marcelino Páez y a otros oficiales de la fuerza en esa dependencia acusados de contrabando de cereales a Bolivia.

El operativo se concretó con numerosos allanamientos en forma simultánea en Aguaray, Salvador Mazza y en parajes ubicados a la vera de la ruta 54, paralela a la frontera con Bolivia, donde se sabe de la existencia de playas clandestinas de transferencia ubicadas en fincas privadas, en medio de la espesura del monte chaqueño.


Dip. Ramon VillaEl "Rana" Villa calificó de contrabandistas a los sojeros

Al respecto del caso y en diálogo con CNN Salta -94.7 MHZ- el doctor Gustavo Montoya, juez federal de Orán, contó los detalles del operativo indicando que el mismo comenzó “con la detección de varios camiones por Senda Hachada, a 40 Km del control donde se produjeron estas irregularidades, camiones con cartas adulteradas, sin cartas de porte, se detenían a los choferes y se les armaban causas por tentativa de contrabando”.

No obstante contó que esta situación llegó a oídos de personas que empezar a aportar información. “En el control de Aguaray, a 30 Km de la frontera, se estaba realizando una especie de peaje, cobrado por parte de la fuerza de Gendarmería, del jefe del Escuadrón y sus lugartenientes con la colaboración expresa del titular de un predio” a donde llevaban los rodados tras pasar los controles, siendo el desvío previo antes de pasar la frontera.


“Los camiones llegaban a Aguaray, pasaban por Campo Durán, evitaban los controles, ingresaban por un camino alternativo de un predio privado a Bolivia”


Montoya reafirmó que esta especie de “peaje” consistía en una remuneración “con un valor más o menos por cohecho de $150.000”, siendo la carga de contrabando granos de soja o maíz que se vendían a más del doble e incluso la transacción se efectivizada en dólares.

El juez agregó que, gracias a las escuchas telefónicas autorizadas a practicarse, “se puedo detectar y analizar mensajes donde se explicaba claramente en qué consistían las maniobras, se iba avisando que iban a pasar camiones con tales patentes” por ejemplo para que se los dejaran pasar.


El delito es cohecho, tentativa de contrabando de exportación de granos y se están trascribiendo las escuchas para imputar por asociación ilícita” posiblemente.


Montoya recalcó que fue motivo de atención “el alto grado de granos que llegaban hacia Salvador Mazza, eso encendió las alarmas de que algo estaba pasando”, duda que llevó a la investigación y las detenciones. Por último no desconoció la realidad de la frontera y sus complicaciones: “La circulación de dinero es más grande que en una ciudad mediterránea, con todo lo que es el cambio de divisas, hay muchos pasos de contrabando no habilitados, es una constante y una realidad, todo tipo de productos pasan”, concluyó.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar