Fueron muchos los punguistas que "trabajaron" durante la fiesta del Milagro

Policiales 17 de septiembre de 2015
La Policía confirmó que se denunciaron una docena de robos, tres de ellos en el interior de la Catedral. Los jubilados fueron el blanco preferido de los rateros. Embolsaron sumas superiores a $1000.

La procesión del Señor y la Virgen del Milagro siempre ha concitado no sólo la fidelidad de los fieles sino también la atención de aquellos "amigos de lo ajeno", que lejos de rendir honores a los Santos Patronos, aprovechan para robar a los feligreses.

Rateros, carteristas, “punguistas” o simplemente ladrones hacen de la fe de los devotos sus mejores ganancias, en especial entre los más débiles como los jubilados, quienes subsumidos en las expresiones de fe a las imágenes desatienden sus pertenencias.

Según las denuncias radicadas, un total de doce personas denunciaron pérdidas de billeteras o carteras a manos de estos ladrones, quienes en algunos casos embolsaron sumas de hasta mil pesos.

Entre las primeras personas en denunciar los robos se encuentra María Crespillo, una jubilada de nacionalidad española de 69 años, quien reside en el partido bonaerense de Lanús y llegó a Salta exclusivamente para participar de la fiesta del Milagro.

Doña María fue presa de los carteristas a las 20.30 del martes pasado cuando las imágenes regresaron a su lugar de reposo, ocasión en que los fieles se agolpan en los alrededores de la Catedral.

No menos desgraciada fue la suerte que le tocó vivir a Juan de las Mercedes Araóz, un jubilado salteño de 77 años del barrio Docente, quien denunció haber sido saqueado cuando rezaba en el interior mismo de la Catedral.

Más temprano, por la mañana del martes y también desde el interior de la Catedral, Sergio Carrasco, un jubilado de 67 años de barrio San Remo, fue víctima de “punguistas” que sigilosamente le sacaron del bolsillo su billetera.

Otra de las víctimas de los delincuentes fue Noemí Zanini, una psicóloga brasileña, que llegó a Salta sólo para experimentar la fiesta del Milagro. En el interior del templo mayor, le robaron 900 pesos, 2500 reales, su pasaje de ida a Brasil, tarjetas de créditos y otra documentación.

Caso similar a Mirtha Guevara, otra turista de 62 años procedente de la localidad mendocina de Guaymallén, quien denunció también el robo de su cartera, ilícito que ocurrió cuando caminaba por los alrededores de la plaza 9 de Julio.

La prolijidad de estos ladrones fue claramente puesta de manifiesto con la denuncia radicada por Manuel Barreiro, un ex integrante de la Policía Federal de 67 años, quien llegó a Salta procedente del partido bonaerense de Lanús para participar de la procesión.

De nada sirvieron años de experiencia en el ámbito, pues los ladrones no tuvieron reparo en vaciarle los bolsillos. El hombre perdió su documentación, 450 pesos, su teléfono celular y hasta el carnet de portación de armas.

Por otra parte, Petrona Tapia, una mujer de 42 años procedente de Jujuy, es tal vez la víctima que más perdió en la ola de robos ocurridos en la procesión del Milagro. La turista sostuvo que le sustrajeron su cartera cuando se hallaba en el acceso a la Catedral, en cuyo interior poseía la suma de 2000 pesos.

En su mayoría, las personas afectadas por el accionar de esta clase de delincuentes pidieron a la policía que se examinen las cámaras de video a fin de poder identificar a los ladrones, quienes como todos los años concurrieron a la procesión para saquear los bolsillos de los verdaderos fieles.

Fuente: www.informatesalta.com.ar

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar